Ahorrar en los seguros de coche es uno de esos objetivos que todos tenemos en el momento de contratar nuestra póliza con nuestra aseguradora particular. Una de las claves que tenemos que tener en cuenta cuando comenzamos a explorar todas las opciones que tenemos ante nosotros es lo relacionado con el número de coberturas que contratamos.

Pese a que actualmente existen una gran cantidad de aseguradoras en el mercado que nos ofrecen todo lo necesario para cubrir con las necesidades de nuestro vehículo, es importante que tengamos bien definidas cuáles son las prioridades que tenemos en el momento de garantizar la protección de nuestro vehículo.

En este artículo vamos a proporcionarte diferentes tips que te ayudarán a poder obtener el mejor precio posible. Si quieres ahorrar en tu seguro de coche, sigue leyendo. Tenemos todo lo que necesitas.

Utiliza comparadores de seguros

Los comparadores de seguros se han convertido en una de las mejores opciones que podemos encontrar actualmente. Durante los últimos años, la gran cantidad de compañías que han lanzado seguros de coche en el mercado ha provocado que explorar todas las opciones que existen se haya convertido en poco menos que una misión imposible.

Este tipo de herramientas nos permiten disfrutar de una perspectiva general sobre todas las características que están presentes en el seguro del coche. Ofreciéndonos toda la información que necesitamos para poder descubrir cuáles son las coberturas, las primas o los tipos de pólizas que presentan en sus carteras de productos.

Con una simple búsqueda, el usuario tiene acceso a toda la información de las compañías de seguros más importantes del mercado.

Utiliza las promociones de las aseguradoras

La mayoría de las aseguradoras que existen en el mercado lanzan promociones periódicas que suponen un gran ahorro con respecto a la factura final de la misma. Es recomendable que estemos atentos a cada una de ellas, puesto que este tipo de acciones son clave para imprimir un importante ahorro en nuestra factura final.

En algunos casos, estas promociones están activas solo para los nuevos clientes. Es suficiente con realizar una llamada para poder comprobar si existen excepciones que permitan ser disfrutadas incluso para los no clientes.

¿Se te acaba la póliza? Negocia las condiciones

En el caso de que se te acabe la póliza, es el momento perfecto para comenzar a negociar todas las condiciones de la misma. Cuando nos acercamos a la fecha de finalización de nuestra póliza es cuando debemos ponernos en contacto con nuestra compañía para descubrir cuáles son las opciones con las que contamos para reducir la factura final de nuestro seguro.

Además, en el caso de que nuestra compañía no nos ofrezca un precio lo suficientemente atractivo de acuerdo a nuestras expectativas, es el momento de utilizar los comparadores de seguros que hemos mencionado anteriormente para conocer si podemos acceder a alguna otra tarifa de las diferentes aseguradoras que existen en el mercado.

Las características de tu vehículo

Si bien es cierto que los seguros a todo riesgo actúan como una importante dosis en materia de tranquilidad, la realidad es que no siempre es necesario obtener una cobertura tan completa cuando nuestro vehículo ya comienza a tener una determinada antigüedad. En este tipo de casos, debemos comenzar a valorar la exploración de nuevas opciones que nos permitan cubrir los elementos y las situaciones más básicas presentes en nuestro vehículo.

Cuanto más antiguo sea el vehículo, mayor coste tendrán los seguros a todo riesgo. Siendo recomendable comenzar a reducir las coberturas a medida que se van sucediendo los años.

¿Cuántos kilómetros anuales realizas con el vehículo?

El número de kilómetros que recorres con el vehículo al cabo del año también tiene un importante impacto en el precio final a desembolsar. Por esta razón, es vital que contactes con tu aseguradora para que, en el caso de que apenas utilices el coche, sean conscientes de ello.

Al mismo tiempo, también es recomendable tener en cuenta que no tiene el mismo valor un seguro principal que una póliza para un segundo vehículo. Ambos elementos tienen una importancia lo suficientemente notable como para traducirse en varios cientos de euros.

Evita las infracciones y los accidentes

Las compañías de seguros calculan el coste total de la póliza de acuerdo a las infracciones y los accidentes que tienen los conductores durante todo el año. La mejor manera de reducir el coste de la misma es evitar al máximo este tipo de situaciones, puesto que pueden suponer un importante valor añadido a nuestro seguro en el momento de incrementar el precio del mismo.

Los conductores que no reciben multas y que no realizan infracciones son mejor considerados por las aseguradoras. Permitiendo tener una mayor flexibilidad en el momento de negociar una nueva tarifa.

Examina las modalidades de pago existentes

¿Conoces cuántas modalidades de pago existen en el mercado de los seguros de coche? En algunos casos, estar dispuestos a poder llevar a cabo el pago anual en un único plazo puede suponer disfrutar de un gran ahorro económico a final del año.

Infórmate con tu aseguradora y descubre todas las opciones que existen en materia de ahorro. Disfrutar de este tipo de ventajas económicas es una de las mejores decisiones por las que podemos optar para asegurar nuestro vehículo con el mejor precio.

Como hemos podido comprobar, son muchas las opciones con las que contamos actualmente para poder ahorrar una buena cantidad de dinero en nuestro seguro de coche. Tener claras las coberturas de las que disponemos, el tipo de vehículo con el que contamos o los posibles elementos que intervienen en el mismo es fundamental. Gracias al uso de comparadores especializados, conseguir el mejor precio es más sencillo de lo que lo ha sido nunca.