El pasado mes de febrero, la firma británica Morgan Motor Company publicó un boceto como teaser de su modelo más potente, y ahora ya podemos verlo al natural. Se llama Morgan Plus 8 GTR y es el vehículo más potente de la historia de la marca.

Este Plus 8 GTR es una edición especial, limitada a únicamente 9 ejemplares, y el primero de ellos, en color Yas Marina Blue, acaba de ser producido en las instalaciones del fabricante en la localidad de Malvern, Inglaterra. 

Galería: Morgan Plus 8 GTR

El corazón del GTR es un motor N62 bávaro, es decir, un 4,8 litros V8 atmosférico de origen BMW (N62B48 concretamente), con 380 CV de potencia, que la marca alemana dejó de utilizar hace ya muchos años. Lo montaba, por ejemplo, el BMW X5 de segunda generación (E70).

Gracias a dicha cifra de potencia, superior en 20 CV a la que declaraba este bloque en el SUV alemán, el GTR se convierte en el Morgan más potente jamás fabricado por la compañía, quien asegura que las modificaciones del motor y la instalación de un sistema de escape deportivo no solo han permitido el citado aumento de potencia, sino también una respuesta al acelerador mucho más viva, en comparación con la del viejo Plus 8. 

Morgan Plus 8 GTR
Morgan Plus 8 GTR
Morgan Plus 8 GTR

Los clientes podrán elegir si quieren combinar el V8 atmosférico con una caja de cambios manual de seis velocidades, o bien con una automática, y también se podrá seleccionar el volante a la izquierda o a la derecha, en función del país de residencia de cada propietario.

La oferta incluye también unas llantas estilo retro, monotuerca y en diseño de 5 radios, que recuerdan a las que utilizaban aquellos Plus 8 de competición de los 90. 

Morgan Plus 8 GTR
Morgan Plus 8 GTR
Morgan Plus 8 GTR

De vuelta al llamativo color de esta unidad, se trata de un guiño al citado Plus 8 'Big Blue' de carreras de la década de los años 90. El resto de ejemplares se irán fabricando y entregando a lo largo de este mes, aunque los últimos estarán listos durante el primer trimestre de 2022.

Morgan afirma que todos los clientes tuvieron la oportunidad de trabajar junto al equipo de diseño de la compañía para crear coches verdaderamente únicos, personalizados a su gusto. De los nueve coches previstos, 4 se quedarán en Reino Unido, mientras que los otros 5 irán a parar a otros mercados del mundo.