El final del cierre provocado por la pandemia de la COVID-19, nos ha hecho redescubrir el placer de disfrutar de unos días de vacaciones con una autocaravana. El mercado ofrece muchos tipos y opciones para todos los presupuestos. Muchos preparadores toman como base furgonetas de renombre y las convierten, pero muy pocos fabricantes tienen una producción 'casera'.

En Europa podemos encontrar modelos de este tipo en Ford, Mercedes-Benz y Volkswagen. Para los que quieren la seguridad de una camper probada y garantizada por el fabricante, estas son tres de las opciones disponibles a un precio que es el mismo que el de una autocaravana preparada por un 'especialista', con una buena dosis de equipamiento.

Galería: Comparativa camper: Mercedes-Benz Vs Ford Vs Volkswagen

La pregunta en este momento es ¿qué elegir? Planteamos esta pregunta a tres familias británicas haciéndoles probar una Volkswagen California Ocean, una Mercedes-Benz Marco Polo y una Ford Transit Custom Nugget, para que se unieran a algunos entusiastas del festival de música Camper Calling 2021, celebrado en Ragely Hall, Warwickshire, Reino Unido.

Volkswagen California

La Volkswagen California es el arquetipo de furgoneta camper en Europa. La mayoría de las conversiones de campers en el Viejo Continente provienen de la Transporter, en definitiva, es una institución. Y cuando se trata del factor 'cool', no tiene rival. La imagen de la California es suficiente para justificar su éxito, pero no lo tendremos en cuenta en esta comparativa. Hablando de precios en España, partimos de 76.245 euros para la versión Ocean de 150 CV.

Comparativa de furgonetas camper

La California cuenta con una sólida configuración, probada por los Farquarson, una familia de tres experimentados campistas que están planeando abandonar la tienda de campaña y comprar una furgoneta en su lugar. La serie California ofrece una decente selección de versiones, empezando por el nivel de entrada Beach, que solo conserva el techo y los asientos traseros abatibles de todos los acabados, ofreciendo una cama doble de buen tamaño arriba y una acogedora abajo.

'Ático' un poco incómodo

Subir a la cama del techo requiere un cierto grado de flexibilidad y fuerza para ascender a través de los dos asientos delanteros giratorios. Las tres furgonetas camper tienen este tipo de solución. Utilizar el fregadero y la nevera, por ejemplo, requiere deslizar la cama principal sobre un asiento o simplemente sentarse en la propia cama, aunque todos los que asistieron a la 'Camper Calling' admitieron que rara vez, o nunca, utilizan la cocina de la furgoneta porque el olor de la comida persiste en el interior.

Comparativa de furgonetas camper

Hay toques que subrayan la experiencia de Volkswagen en este mercado, como la forma en que un par de sillas de camping encajan en el gran portón trasero y la mesa en la única puerta corredera. Entre las ventajas: la tecnología de pantalla táctil de California, que permite controlar fácilmente la calefacción, el gas y el depósito de agua. Las camas también son cómodas, la del techo más que la de abajo porque no tiene que servir de asiento.

Conducción neutra

El motor turbodiésel de 2,0 litros y 150 CV ofrece unas prestaciones adecuadas. Lo mismo ocurre con el manejo: no es un deportivo con clase, pero tampoco una 'caja de zapatos'. La tapicería y el acabado interior son de alta gama, aunque algunos de los plásticos duros más baratos del habitáculo delatan las raíces de la California.

Comparativa de furgonetas camper

Pero hay algo en la presumida frialdad de conducirlo que lo hace tan condenadamente deseable. Los Farquarson (y todos los niños que participaron en la prueba) están de acuerdo: el Volkswagen es el más bonito, pero eso no lo sitúa necesariamente en el primer puesto de nuestra comparativa.

Mercedes-Benz Marco Polo

Al igual que la Volkswagen California, el Mercedes-Benz Marco Polo deriva de la oferta de furgonetas de la compañía: la Vito/Clase V. Comparado con el más extrovertido California y a pesar de la insignia premium en el morro, es en realidad el más barato del trío, con un coste en España a partir de 64.261 euros para el modelo 220d Automático de 163 CV. Los precios siguen siendo bajos incluso después de añadir algunos extras opcionales.

Comparativa de furgonetas camper

Los Fletcher, una familia de cuatro curiosos de las autocaravanas que ocupaban el Marco Polo, habrían aligerado su cuenta bancaria en unos cuantos miles de euros más con la adición de una útil cámara de aparcamiento de 360 grados, unas cortinillas laterales y un sistema de navegación mejorado.

Interior exclusivo y buena conducción

Una alternativa elegante y discreta al Volkswagen con un precio relativamente más bajo, la Marco Polo sorprende al entrar. No tiene rival en cuanto a ajustes y acabados, ayudado por la tapicería de cuero de alta calidad, los armarios, el salpicadero, la iluminación interior y un suelo con revestimiento suave.

Realmente se siente como un producto de lujo, potenciado por los asientos traseros abatibles eléctricamente de serie, el techo también abatible, la puerta corredera y el gran portón trasero, algo que ninguno de los otros tiene de serie.

Comparativa de furgonetas camper

También es útil la ventana trasera, que se abre justo en el portón trasero y que permite acceder al maletero sin que caigan al suelo objetos de acampada como almohadas, sacos de dormir, juguetes de los niños y similares. A los Fletcher les encantó su sencillez y su clase en general, y también disfrutaron de su conducción.

Comparativa de furgonetas camper

Impulsado por un motor turbodiésel de cuatro cilindros, los 163 CV (de la versión probada) le dan un ritmo ligeramente mejor en carretera que la California, pero no tanto como para ser muy superior en cuanto a prestaciones. Donde sí marca la diferencia el Marco Polo es en su confort de marcha más silencioso, una dirección más precisa y, por tanto, una conducción más suave que la de sus competidores alemanes o americanos.

Diseño similar

Marco Polo y California comparten una disposición similar, lo que significa que tienes que deslizar la cama principal en un asiento si quieres sentarte dentro o utilizar fácilmente el fregadero-nevera-horno.

Del mismo modo, para subir a la cama del techo no hay más remedio que apoyarse en las banquetas y respaldos de sus asientos giratorios delanteros. A los Fletcher les encantaron su sofisticación y su calidad y, al igual que los demás, determinaron que merecía la pena llegar a la cama de arriba para estar realmente más cómodos.

Comparativa de furgonetas camper

En general, el Mercedes-Benz Marco Polo carece de algunos de los detalles prácticos del modelo de Volkswagen, como un lugar para las sillas o una pantalla táctil inteligente. Pero no se puede negar que el Marco Polo es una opción muy convincente tanto en carretera como para disfrutar de una experiencia exclusiva.

Comparativa de furgonetas camper

Ford Transit Custom Nugget

La Ford Transit Custom Nugget es una especie de comodín en este grupo porque no es alemana y porque no está tan consolidada como las otras dos. Esto explica que haya sido probada por mí mismo, que he sido propietario tanto de la Marco Polo como de la California. El Nugget es también el más curioso de los tres, ya que evita la disposición interior común de la California y de la Marco Polo, basándose en algo muy diferente.

Comparativa de furgonetas camper

A partir del popular modelo Ford Transit Custom, el Nugget, con un motor de 185 CV, es el más potente, lo que significa que es realmente bastante ágil, especialmente teniendo en cuenta que llevas todo, incluido el fregadero de la cocina. Sin embargo, es un poco revoltoso, no pudiendo igualar a ninguno de sus competidores alemanes en términos de confort o facilidad de conducción.

Comparativa de furgonetas camper

Más furgoneta, pero práctica

La Nugget delata sus orígenes comerciales mucho más que las otras dos, con muchas superficies interiores duras, cables expuestos y afilados soportes metálicos para los asientos. Todo es indudablemente robusto, pero no se puede decir que sea atractivo. Esto se compensa en parte con el precio, que en España para el modelo de 185 CV de batalla corta y techo elevable parte de 56.668 euros, sin incluir los extras opcionales.

Aparte de la disposición de cinco plazas, útil para familias con tres niños, la distribución interior del Nugget tiene mucho más sentido que la de sus rivales alemanes, lo que no es casualidad, ya que Westfalia ha colocado la cocina en la parte trasera y ha abatido el techo plegable por encima de la cabina.

Comparativa de furgonetas camper

Esto significa que con la cama en el techo levantada, puedes estar en la parte de atrás y usar el fregadero-nevera-horno. Y cuando abres la cama de arriba, hay una práctica escalera para acceder a ella. El Ford también tiene la sala de estar más amplia de los tres, útil para una familia de cinco miembros, dada la relativa estrechez de la cama de abajo.

Comparativa de furgonetas camper

¿Vencedor final?

Todos estuvieron de acuerdo en que la disposición de la Nugget es la mejor. Hay acceso desde ambos lados a través de las puertas correderas, la cama de abajo puede acomodar a los tres niños y el acceso trasero permite un grado de separación entre este y el compartimento de arriba, útil para diferentes momentos si eres un campista familiar. Por ejemplo, la posibilidad de acceder a la nevera por la noche mientras los niños duermen.

Comparativa de furgonetas camper

Ni ganadores ni perdedores... quizás

Las tres campers tienen baterías de servicio que han mantenido la nevera y otros equipos en funcionamiento durante días, calefacción mediante un sistema auxiliar de gasoil, gas para cocinar y depósitos de agua dulce y aguas grises a bordo. Ninguna tiene baño o ducha. El mejor consejo es probarlas, alquilándolas, antes de comprometerse a un gasto importante.

Aquí no buscamos un ganador, el mejor vehículo es probablemente una mezcla de los tres. Nos gustaría ver el factor de frescura, la tradición y la pantalla táctil de Volkswagen mezclados con el lujo, la conducción sofisticada y los precios más asequibles de Mercedes-Benz, pero con el diseño único y funcional de Ford.

Comparativa de furgonetas camper

Para ser sinceros, si fuéramos una pareja o una familia pequeña que busca una furgoneta capaz para el día a día o para pernoctar ocasionalmente, compraríamos el Mercedes-Benz Marco Polo. Su calidad supera con creces a las demás y se siente menos como una furgoneta transformada y más como un coche para conducir. En este punto quizás sería mejor comprar la versión de solo pasajeros y gastar el ahorro en noches de hotel. Pero entonces, ¿cómo demostraríamos nuestro estilo de vida al aire libre?