Durante los últimos años, el segmento de los SUV ha sido el que más ha crecido, y eso se puede comprobar fácilmente en las ventas. Durante el pasado mes de septiembre, casi la mitad de los vehículos adquiridos en Europa eran de este tipo.

Por ello, los fabricantes tratan de satisfacer la demanda del público con más coches de estas características, como hace Audi. La marca germana está desarrollando el que, con toda probabilidad, será el modelo más grande de la gama, el Q9.

Galería: Fotos espía del Audi Q9

En el circuito de Nürburgring, lugar habitual para probar los coches antes de su salida al mercado, se avistó una unidad camuflada de este Audi Q9. El SUV podría debutar el próximo año con motores V8 y propulsión electrificada.

La carrocería del prototipo oculta parcialmente el diseño del automóvil, pero se puede apreciar una gran parrilla delantera y unos pequeños faros en las esquinas superiores de la misma. A juzgar por su tamaño, sería un coche similar al BMW X7 o al Mercedes-Benz GLS, aunque es posible que sea aún más grande, entre 5,2 y 5,3 metros de largo.

Fotos espía del Audi Q9

Su perfil resalta las respetables dimensiones de este Audi, caracterizado por un capó redondeado y un techo plano. El Q9 presenta unas formas rectilíneas, con una parte posterior en la que residen un spoiler y un paragolpes con pequeños detalles.

Fotos espía del Audi Q9

Al tratarse de un crossover tan grande, las opciones de que disfrute de tres filas de asientos son altas. No obstante, hay una tendencia entre otros modelos de lujo, como el Mercedes-Maybach GLS o el Land Rover Range Rover SV, donde solo hay dos filas, para ofrecer mucho espacio en las piernas de los ocupantes.

Fotos espía del Audi Q9

En cuanto a la mecánica, se desconoce qué propulsores usará el Q9, pero se especula con una configuración híbrida o híbrida enchufable, además del citado V8. La mala noticia es que, con casi toda probabilidad, este vehículo estará destinado exclusivamente a los mercados chino y estadounidense.

Fotos espía del Audi Q9

Otra duda es el nombre, que en lugar de Q9 podría denominarse Q7L o Q8L, como sucede en China con el Q2L y el Q5L Sportback, dos versiones con una distancia entre ejes aumentada. No hay información oficial al respecto, pero se espera que el nuevo SUV de Audi se estrene el próximo año, aunque no se descarta que llegue en 2023.

Fuentes: Carpix y Automedia