Los Dacia Spring, Fiat Panda City Cross, Mahindra KUV100 NXT o Suzuki Ignis son solo algunos de los pequeños SUV urbanos disponibles en los distintos mercados. La mayoría se venden en España, pero otros no, por razones obvias en materia de seguridad en la mayoría de los casos.

Sin embargo, algunos de estos todocaminos son interesantes, como uno recientemente presentado para el mercado indio. ¿Su nombre? Tata Punch, un pequeño y robusto modelo diseñado exclusivamente para la India y que parte, al cambio actual, desde 6.300 euros.

Galería: Tata Punch, el mini SUV low cost de la India

Este todocamino ultracompacto ha sido confeccionado por varios estudios situados en la India, el Reino Unido e Italia. Con 3,83 metros de longitud, el Tata Punch es más pequeño que un Citroën C3 y promete interesantes capacidades off-road.

Está claro que no es un verdadero todoterreno como el Land Rover Defender o el Jeep Wrangler, pero las cifras que da la marca son bastante respetables para el segmento.

El Tata Punch tiene una distancia libre al suelo de 19 centímetros, un ángulo de ataque de 20,3 grados y un ángulo de salida de 37,6 (el mismo que un Jeep Wrangler). Además, la marca anuncia que también puede atravesar cursos de agua de hasta 37 centímetros de profundidad.

Tata Punch, el mini SUV low cost de la India

Si pasamos al habitáculo, el pequeño SUV indio tiene capacidad para cinco personas y un maletero de 366 litros, ligeramente mayor que el de un Suzuki Ignis. El Tata Punch está disponible en tres niveles de acabado diferentes, con precios que van desde los 6.300 euros al cambio hasta casi el doble.

El equipamiento de las versiones más generosas es muy completo e incluye faros LED, climatizador automático, control de crucero, cámara de visión trasera, cuadro de instrumentos digital de 7,0 pulgadas y un sistema de infoentretenimiento Harman con pantalla de 7,0 pulgadas y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

Tata Punch, el mini SUV low cost de la India

En el apartado mecánico, solo se ofrece un motor en la gama, una mecánica de gasolina de tres cilindros de aspiración natural, con 86 CV y 113 Nm de par motor, que puede asociarse a una transmisión manual o automática de cinco velocidades.

Según Tata, el Punch ha conseguido una calificación de cinco estrellas en las pruebas de choque de Global NCAP, aunque los estándares son diferentes a los del más estricto Euro NCAP, especialmente desde la última actualización del protocolo.

Tata Punch, el mini SUV low cost de la India

Esta es una de las razones por las que el Punch no se venderá en Europa, ya que adaptar un vehículo de este tipo a las normas europeas haría que los costes se disparasen, eliminando así el principal atractivo de este producto: su precio. Como explicábamos antes, en la India, el Tata Punch parte de 6.300 euros y puede llegar a los 11.000 euros en el acabado más equipado. Una pena, ¿verdad?