La empresa británica RML ofrece un restomod basado en el 550 Maranello, inspirado en el histórico GT de principios de los años 60.

No hemos fijado en la iniciativa de la empresa inglesa RML Group, que pretende revivir el histórico y fabuloso Ferrari 250 GT SWB, para hacerlo realidad, en forma de restomod, y crear un nuevo modelo, partiendo de otro Ferrari histórico.

Este coche lleva por nombre: RML Short Wheelbase. Se trata de un homenaje a esa versión con la distancia entre ejes recortada, que llevaba las siglas SWB, que en los GT producidos de 1959 a 1962 significaban 'Short Wheelbase Berlinetta'.

Galería: RML Short Wheelbase, el retorno del Ferrari 250 GT SWB

Para RML, que se especializa en piezas únicas, este es el primer modelo que lleva este sello. Solo fabricará 30 ejemplares, que tendrán un precio acorde a lo esperado: más de un millón y medio de euros cada unidad.

La base es un Ferrari de época, concretamente, un Ferrari 550 Maranello, producido entre 1996 y 2002. También conserva su mecánica, el V12 de 5,5 litros con una potencia de 485 CV a 7.000 rpm y un par máximo de 569 Nm a 5.000 rpm. Al igual que en el 250 GT original, el motor está montado en la parte delantera ofreciendo un sistema de propulsión trasera, mientras que la caja de cambios es de seis velocidades, procedente del 550.

RML Short Wheelbase, el retorno del Ferrari 250 GT SWB

El 550 Maranello es significativamente más grande que el 250. De esta forma, el RML Short Wheelbase es, por tanto, más grande que el 250 GT original. Además, utiliza una tecnología de carrocería más moderna. Mientras que el 550 estaba hecho de aluminio, el nuevo está hecho completamente de paneles de fibra de carbono, con lo que el peso se reduce de los 1.690 kilos del 550 a solo 1.470 kilogramos.

RML Short Wheelbase, el retorno del Ferrari 250 GT SWB

En cuanto a las prestaciones, no han apostado por obtener el más alto rendimiento posible, sino por el "lujo veloz", según los principios de un coche de Gran Turismo. Para Michael Mallock, hijo del fundador de RML, la base del 550 Maranello era ideal para disfrutar de la manejabilidad y la deportividad de un Ferrari V12 sin excesos.

RML Short Wheelbase, el retorno del Ferrari 250 GT SWB

La batería se ha trasladado a la parte trasera para mejorar el reparto de pesos, los neumáticos con Pirelli P Zero Rosso en tamaño de 18 pulgadas, acelera de 0 a 100 km/h en solo 4,1 segundos, y la velocidad máxima supera los 298 km/h, frente a los 320 km/h del 550 Maranello. También se ha revisado toda la puesta a punto con pruebas en pista, con ajustes específicos de los controles electrónicos (que pueden desactivarse) y con la sustitución de los amortiguadores Bilstein activos originales por unos Ohlins convencionales.

RML Short Wheelbase, el retorno del Ferrari 250 GT SWB

En el interior, nos encontramos con el reino del lujo esencial, utilizando únicamente cristal, cuero y aluminio mecanizado, junto con la tecnología más avanzada, incluida una pantalla retráctil con conexión para el teléfono inteligente, que se oculta en el túnel central. Otros detalles reflejan la modernidad del diseño son, por ejemplo, los portavasos (que puede que nunca se utilicen) o el techo reconfigurado para conductores de más de 2 metros de altura.