Este modelo es obra del equipo británico GTO Engineering.

Si eres un entusiasta de los vehículos de competición, sin duda estarás familiarizado con el Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione. En la década de 1960, fue una de las referencias y dejó su huella en todos los circuitos del mundo. De hecho, obtuvo algunas grandes victorias, como las 24 Horas de Le Mans 1960 en su categoría. Ese mismo año, también ganó el Tourist Trophy y el Spa Grand Prix.

Para mantener vivo este icono del automovilismo, el equipo GTO Engineering, cuyos miembros son especialistas en la restauración de Ferrari clásicos, ha decidido crear una réplica de este vehículo tan especial. Un coche que se ha bautizado como 250 SWB Revival.

Galería: 250 SWB Revival de GTO Engineering

Esta copia 'mejorada' mantiene las principales cualidades del 250 SWB Berlinetta Competizione, un deportivo propulsado por un motor V12, equipado con discos de freno y dotado de una carrocería de aluminio, del que tan solo se fabricaron 40 unidades. 

El 250 SWB Revival se ha diseñado en base a los bocetos y referencias del modelo clásico. En concreto, se ha desarrollado a partir de un chasis tubular montado a mano y cubierto con una carrocería de aluminio, también hecha de forma artesanal.

El coche emplea el bastidor más corto del Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione de 1960, 20,3 centímetros menor que el del 250 GT, de ahí la denominación SWB: Short Wheelbase (batalla acortada).

Bajo el capó, encontraremos una reproducción del bloque V12, un trabajo que ha requerido alrededor de 300 horas de trabajo. Los clientes podrán elegir entre las versiones de 3,0, 3,5 o 4,0 litros. Independientemente de la cilindrada, el bloque tendrá tres carburadores y se emparejará con una caja manual de cuatro velocidades de serie o una opcional de cinco marchas.

Por lo que sabemos, el V12 de 3,5 litros desarrolla 324 CV y es capaz de propulsar el coche de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos. La velocidad máxima está fijada en 240 km/h. No está nada mal, ¿verdad?

Por supuesto, los clientes pueden personalizar su coche como deseen. El interior está hecho de los mejores materiales, las llantas de 16 pulgadas son de serie e incluso se puede solicitar un modelo con especificaciones de competición, con barra antivuelco y arnés para cumplir los requisitos de homologación. ¿Precios? Lamentablemente, no se ha desvelado ningún tipo de coste.