Testado en Nürburgring por el propio director del equipo de Fórmula, posee un V12 de 670 CV y solo se fabricaron 350 unidades.

Toto Wolff vende su Mercedes-Benz y no, no estamos hablando del monoplaza campeón del mundo de Fórmula 1, sino del ejemplar que perteneció al director ejecutivo de la escudería con siete títulos en los últimos años.

Se trata de una unidad muy limitada del SL 65 AMG Black Series del año 2009, y está en venta a través de una empresa especialista británica en el mercado de coches, llamada Tom Hartley Jnr.

Mercedes SL 65 AMG Black Series

Toto Wolff adquirió el vehículo a HWA AG, compañía que desarrolla los componentes para Mercedes-AMG, y participó en su desarrollo durante el 2008 en el famoso circuito de Nürburgring Nordschleife.

La presentación del SL 65 AMG Black Series tuvo lugar en el Salón del Automóvil de París de 2008, y allí se pudo observar por primera vez el gran V12 de 6,0 litros con dos turbocompresores y un intercooler más grandes, además de un nuevo sistema de escape y una ECU (Electronic Control Unit) rediseñada.

Mercedes SL 65 AMG Black Series
Mercedes SL 65 AMG Black Series
Mercedes SL 65 AMG Black Series

Esto hizo que el SL 65 aumentara su potencia hasta los 670 CV, pasando de 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos y pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 320 km/h, aunque limitada de manera electrónica para controlar el motor V12.

A esto hay que sumarle las mejoras aerodinámicas en la carrocería, con un techo y un alerón reforzados en fibra de carbono, aligerando el peso. Además, incluye unas llantas de 19 pulgadas AMG Spoke en la parte delantera, mientras que en la zona posterior presenta unas llantas de una pulgada mayor. El interior cuenta con acabados en fibra de carbono y en cuero Nappa y Alcantara, con lo que no solo es rápido, sino que también es lujoso.

Galería: Mercedes SL 65 AMG Black Series

Los germanos solo fabricaron 350 unidades del Mercedes-Benz SL 65 AMG Black Series, con lo que se trata de un deportivo muy difícil de comprar, y esta es la oportunidad para hacerlo. Eso sí, sus precios suelen estar cerca de los 300.000 euros, aunque siempre se puede pedir información al vendedor.

Si alguien desea hacerse con este ejemplar recibirá el manual de propietario, llaves de repuesto y un certificado con el archivo de la venta del vehículo a Toto Wolff, y es que no todos los días un director de un equipo de Fórmula 1 pone su coche a la venta.

Fuente: Tom Hartley Jnr