Durante años el Ford Mustang ha sido el deportivo más vendido en Estados Unidos, en algunos periodos muy por delante de sus dos principales competidores entre los llamados 'pony car', pero durante el segundo trimestre de 2021 han cambiado las tornas.

La escasez mundial de chips parece estar afectando especialmente a la firma de Michigan, ya que tanto las ventas del Mustang como las de la familia F-Series (Ram y Chevrolet han estado por delante en el segundo trimestre) se han visto reducidas de forma importante durante lo que llevamos de año.

Galería: Dodge Challenger SRT Super Stock 2020

En lo que respecta a los 'pony car', en los últimos tres meses, el Dodge Challenger ha logrado adelantar al Mustang, sumando 15.052 ejemplares vendidos en Estados Unidos durante el segundo trimestre (abril-mayo-junio). Y esto a pesar de la edad del modelo, que suma ya 13 años en el mercado.

El Ford Mustang, por su parte, matriculó 14.676 unidades, lo que supone un 6,6% menos que durante el segundo trimestre de 2020, que por la pandemia tampoco fue un gran periodo para la industria del automóvil, en general.  

Ford Mustang Shelby GT500 Performance Parts
Ford Mustang Shelby GT500

El tercero en discordia, el Chevrolet Camaro, es el que peor parado ha salido de todos este trimestre, ya que ha comercializado únicamente 2.792 ejemplares, lo que supone un descenso del 58,2% frente al mismo periodo del año anterior.

Si bien General Motors tiene intención de mantener el Camaro en el catálogo de Chevrolet hasta 2026, lo cierto es que las cifras de ventas no acompañan en absoluto, por lo que no descartamos que el fabricante tome alguna decisión al respecto.

6. Chevrolet Camaro
Chevrolet Camaro

De momento, durante los seis primeros meses del año, el Ford Mustang sigue llevando la delantera al Dodge Challenger, con 33.786 unidades vendidas frente a las 30.148 del Challenger, aunque es cierto que la diferencia no es grande. El Camaro, por su parte, suma 9.881 coches durante 2021.

Habrá que estar atentos durante este trimestre y el próximo para saber cuál se alzará finalmente con la corona de los 'pony car' en Estados Unidos, ya que no parece descabellado que el añejo Challenger pueda acabar el año por delante del Mustang.