La división de personalización Q de Aston Martin ha creado un Vantage Roadster especial que rinde homenaje al A3, el vehículo más antiguo de la marca británica que aún existe. Aston Martin HWM, el concesionario con más años de la firma, ha sido el encargado de personalizar el coche, del que solo se van a fabricar tres unidades.

El Vantage Roadster A3 luce una parrilla con trama negra y marco de aluminio brillante. Dentro de ella, aparece una insignia retro de Aston Martin y, en los laterales del capó de alumino, hay correas de cuero, como las que sujetan el propio capó del coche de 1921.

Galería: Aston Martin Vantage Roadster A3

El vehículo monta unas llantas forjadas de 20 pulgadas acabadas en negro brillante y, tras ellas, se aprecian las pinzas de freno pintadas en bronce.

En el interior, hay un ribete de color marrón claro Chestnut Tan en los asientos de cuero Obsidian Black. El emblema de Aston Martin de 1921 está integrado en la tapa que da acceso al maletero trasero. Por cierto, los diales de la consola central son de latón fundido para añadir un toque retro al habitáculo.

Aston Martin Vantage Roadster A3
Aston Martin Vantage Roadster A3

Como su nombre indica, el A3 fue el tercer prototipo de Aston Martin fabricado antes de que la marca comenzara a producir vehículos para los clientes. Contaba con un motor de cuatro cilindros y válvulas laterales de 1,5 litros que solo rendía 11 CV (8,2 kW).

Aston Martin Vantage Roadster A3

A pesar de la modesta potencia, era suficiente para que el Aston Martin A3 alcanzara una velocidad de 84,5 mph (136 km/h) en 1923. Sin duda, un registro nada desdeñable en aquella época.

Aston Martin Heritage Trust adquirió el A3 en 2002. A continuación, recibió una restauración para conseguir que este histórico vehículo obtuviese de nuevo las especificaciones originales de fábrica.

El Vantage Roadster A3 Edition debutó en público el pasado 26 de junio en una reunión del Club de Propietarios de Aston Martin en el Dallas Burston Polo Club, en Southam (Inglaterra). Allí también se expuso el auténtico A3, además de otros muchos Aston Martin exclusivos.