Uno de los vehículos más famosos del cine tiene un nuevo propietario tras una subasta en Las Vegas.

Actualización: el célebre Toyota Supra de 1994 utilizado en la saga cinematográfica Fast & Furious alcanzó un precio de 550.000 dólares (463.000 euros al cambio) en la subasta celebrada en Estados Unidos por la casa Barret-Jackson, lo que le convierte en el Supra más caro de la historia.

El nuevo propietario recibió una extensa documentación y un certificado de autenticidad que demuestra que no es una réplica. Este vehículo es un icono del cine al haber participado en dos de las películas de la compañía Universal Pictures y haber sido conducido por el actor Paul Walker, fallecido en 2013. 

 

En 2001, The Fast and the Furious inauguró una franquicia cinematográfica que, dentro de poco, estrenará su novena entrega. Si eres un seguidor de la saga, seguro que sabes perfectamente cuál fue el coche estrella de la película original.

Sí, hablamos del Toyota Supra de Brian O'Conner, interpretado por Paul Walker. Pues bien, la casa Barrett-Jackson subastará el coche en Las Vegas del 17 al 19 de junio. ¡Menudo icono para tenerlo en tu garaje!

Galería: Toyota Supra de Fast and Furious, a subasta

Este ejemplar aparecía en planos interiores y exteriores en el film y, por supuesto, tenía a Walker al volante. Eddie Paul, de The Shark Shop en El Segundo, California, construyó el vehículo para la película.

Una revisión del coche lo convirtió en el Supra dorado de 2 Fast 2 Furious. Tras el rodaje de esa película, el coche volvió a la famosa apariencia de la primera. 

Toyota Supra de Fast and Furious, a subasta

El Supra luce la pintura Candy Orange en acabado perlado. Además, el kit de carrocería incluye paragolpes delantero y faldones laterales de Bomex, un capó estilo TRD, un alerón trasero biplano de aluminio APR y llantas de 19 pulgadas de cinco radios.

A diferencia del Supra de Brian en The Fast and the Furious, este coche es realmente de serie. Bajo el capó hay un motor de seis cilindros en línea, turboalimentado y de 3,0 litros. Se asocia a una transmisión automática de cuatro velocidades, aunque la pequeña y redonda palanca hace que la caja parezca manual.

La empresa no revelará el precio de salida del vehículo, pero no habrá reserva. La venta incluirá una amplia documentación sobre el coche y un certificado de autenticidad.

En 2015, Mecum subastó otro Supra de The Fast and the Furious por 185.000 dólares (más de 151.000 euros al cambio actual). Aunque su aspecto era en gran medida el mismo que este, el coche tenía un motor también de seis cilindros en línea, pero de aspiración natural y asociado a una caja manual de cinco velocidades.

Fuente: Barret-Jackson