Un coche original, regalo del príncipe Carlos.

Probablemente se puede decir que la princesa Diana fue una de las celebridades más famosas del mundo en la década de 1990. Aunque mantenía la mayor parte de su vida personal en secreto ante los medios de comunicación y los 'paparazzi', era literalmente la persona más fotografiada de todo el planeta.

Lady Di poseyó varios coches convencionales, como un Audi Cabriolet que tuvo en el verano de 1994, pero uno de sus primeros automóviles fue este Ford Escort del año 1981, que se va a subastar próximamente.

Este utilitario de cinco puertas fue un regalo de compromiso del príncipe Carlos en mayo de 1981, dos meses antes de la Boda Real. Diana utilizó el modelo de tercera generación hasta agosto de 1982 como transporte personal, en la parte menos tormentosa de su relación con el Príncipe de Gales. 

Galería: Ford Escort Mk3

Durante dos décadas aproximadamente, el coche desapareció como por arte de magia, pero finalmente fue descubierto y se venderá en el evento de Reeman Dansie's Royalty, Antiques and Fine Art, en Essex el próximo 29 de junio.

Al parecer se encuentra en un "estado increíblemente original", con pintura y tapicería de fábrica y solo 83.000 millas (casi 134.000 kilómetros) en el marcador. De hecho, se subastará con su matrícula original WEV 297W.

Curiosamente, el coche cuenta con una rana plateada en el capó, que es una copia exacta de un regalo de la hermana de la princesa Diana, Lady Sarah Spencer, "para recordarle el cuento de hadas de una hermosa niña, cuyo beso convierte a una rana en príncipe".

Según las estimaciones preliminares, se espera que este Ford Escort original de 1981 alcance un precio de entre 30.000 y 40.000 libras (entre 35.000 y 46.600 euros, aproximadamente, al cambio actual) durante la venta.

En la descripción del anuncio, se explica que la actual propietaria del coche lo apreciaba tanto, que mantuvo su procedencia real en secreto incluso para sus amigos. En unos días veremos cuánto se paga por él.