Los primeros ejemplares irán a Oriente Medio y el norte de África.

Seguro que ya lo conocías, pero por si acaso te recordamos que Aurus es un nuevo fabricante de automóviles ruso que espera competir contra Bentley y Rolls-Royce. Hoy ha anunciado el inicio de la producción del Senat, una enorme limusina que descubrimos en el salón de Ginebra de 2019.

Este modelo no está dirigido al público en general, sino que es un coche de lujo que cuesta 245.000 dólares (más de 201.000 euros) en su versión básica. Por lo tanto, solo los ejecutivos y los millonarios pueden permitírselo. Su fabricación tiene lugar en la planta rusa de Yelabuga Sollers, que solía ensamblar Ford.

Galería: Aurus Senat

Vladimir Putin fue el primero en promover el Aurus Senat, utilizándolo en su toma de posesión de 2018. Sin duda, este coche es un orgullo nacional que Rusia quiere mostrar al mundo. 

"Contamos con que la producción en serie del Senat reforzará la presencia de los vehículos rusos en el mercado internacional y brindará la oportunidad de aumentar las exportaciones de producciones de alta tecnología", subrayó el jefe de Estado ruso.

Aurus Senat

El jefe de Aurus, Adil Shirinov, admitió que entre el 70% y el 80% de los modelos ensamblados no se venderán en el mercado ruso. Estos coches irán primero a Oriente Medio y el norte de África, y después a China y Europa occidental.

Este año se producirán entre 200 y 300 unidades, pero el ministro de Industria y Comercio ruso espera que el fabricante consiga ensamblar hasta 5.000 vehículos al año en 2024 y 2025. Además, Aurus tiene previsto lanzar otros dos modelos en los próximos años, incluido un SUV, del que tienes toda la información en los dos siguientes enlaces.

El Senat está disponible en dos versiones. El 'básico', denominado S600, no está blindado y mide 5,63 metros de longitud frente a los 6,63 de la variante blindada, denominada L700. El fabricante no entra en detalles sobre los datos técnicos, pero sí sabemos que el Aurus Senat está impulsado por un motor V8 de 4,4 litros (entendemos que turboalimentado), desarrollado en colaboración con Porsche.

Desarrolla la friolera de 598 CV, pero no esperes unas prestaciones locas porque el Senat es un coche opulento (y pesado), pensado sobre todo para el confort de sus pasajeros. Así, la opción L700 acelera de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos. 

La gama se ampliará próximamente con otra mecánica, en este caso un bloque 6.6 V12, suponemos que con dos turbocompresores, que entrega 859 CV. No te pierdas ni un solo detalle de este coche con la amplia galería de fotos adjunta.