Las entregas arrancan a finales de año.

Hace alrededor de año y medio, el fabricante británico McLaren Automotive presentó uno de sus modelos más espectaculares, el speedster McLaren Elva, y por entonces la firma prometió que ofrecería opcionalmente un parabrisas y que, además, la producción del coche estaría limitada, por aquello de la exclusividad.

Si bien en un principio se anunció la producción de 399 ejemplares, el pasado mes de septiembre la casa de Woking rectificó, afirmando que reduciría todavía más el número de unidades del Elva, para un total de 149 coches. 

Galería: McLaren Elva, versión con parabrisas

Ahora la marca ha anunciado que la variante con parabrisas de este llamativo McLaren Elva, diseñada para aquellos clientes que prefieren tener una barrera física frente al aire, acaba de entrar a producción, aunque las entregas no tendrán lugar hasta finales de año.

El Elva convencional utiliza un sistema de gestión activa del aire, denominado AAMS, que permite que el conductor y el pasajero apenas noten aire en la cara, a pesar de la ausencia de parabrisas, ya que una serie de deflectores reconducen el aire por encima del habitáculo. En el caso de esta nueva versión, se prescinde del sistema.

McLaren Elva con parabrisas
McLaren Elva con parabrisas
McLaren Elva con parabrisas

En algunos mercados, como el de Estados Unidos, el parabrisas es obligatorio, y esta es otra de las razones por las que McLaren se ha visto obligada a instalar un parabrisas, aunque sea de forma opcional. Y aquí tienes las primeras imágenes del prototipo.

A nivel técnico, este Elva con parabrisas (pero sin techo) es idéntico al original, lo que significa que su salvaje motor 4,0 litros V8 biturbo sigue ofreciendo 815 CV de potencia y un par motor máximo de 800 Nm. Y esto en un coche cuyo peso en vacío es de alrededor de 1.300 kilogramos.

McLaren Elva con parabrisas

Con respecto al Elva, que es el coche de calle más ligero de la historia de McLaren, esta versión con parabrisas añade 20 kilogramos, ya que además de la propia luna, se han instalado limpiaparabrisas, difusores de agua, un sensor de lluvia o parasoles, por ejemplo. El marco del propio parabrisas está fabricado en fibra de carbono.

Ambas versiones anuncian un 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y un 0 a 200 km/h en 6,8 segundos, así que a nivel de prestaciones no hay cambios. Según McLaren, tampoco se ve alterada la rigidez estructural del coche ni su comportamiento dinámico.