El primer coche de Líbano es un gran golpe de efecto, tanto por su estilo como por la tecnología que lo impulsa. Es imposible pasar por alto su diseño único, repleto de formas abultadas y una fisonomía que recuerda a la del Porsche 718 Cayman

El aspecto deportivo va acompañado de unas destacadas cifras de prestaciones. Por ejemplo, el Electra Quds Rise EV, que así se llama nuestro protagonista, supuestamente acelera de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos y la velocidad máxima está autolimitada a 165 km/h.

El motor eléctrico desarrolla 160 CV y se alimenta de una batería de iones de litio con una capacidad de 50 kWh, que otorga una autonomía de 450 kilómetros. No sabemos bajo qué ciclo de homologación se ha obtenido esta cifra, pero parece muy poco real. 

Galería: Electra Quds Rise EV

Como buen deportivo biplaza, el tren motriz es el trasero y la transmisión tiene una única velocidad. En el plano estético, la parrilla con forma de herradura recuerda mucho a la de Bugatti, mientras que las originales llantas forjadas son de 18 pulgadas. 

También hay que destacar el capó con tomas de aire y el enorme difusor en la zaga, además de los pilotos LED y los abultadísimos hombros que, como decíamos antes, parecen inspirados en el Cayman. 

Electra Quds Rise EV

En el interior, los pasajeros se sorprenderán con la gran pantalla táctil central de 15,9 pulgadas. Por lo demás, el diseño resulta bastante minimalista, con un salpicadero sencillo, un cuadro de instrumentos analógico y un volante deportivo, tal y como puedes ver en el vídeo adjunto.

Los clientes podrán elegir entre varias opciones de color para el habitáculo. Por su parte, la carrocería está fabricada en fibra de vidrio y se sustenta sobre un chasis de aluminio superligero. Todo, para reducir en lo posible el peso del conjunto. 

En principio, el Electra Quds Rise EV costará algo menos de 25.000 euros cuando salga a la venta. La producción comenzará a finales de este año, antes de llegar a los concesionarios en 2022. La empresa espera producir 10.000 vehículos para el próximo ejercicio fiscal.

Jihad Mohammad, de origen libanés, creó la empresa en 2017 y ahora cuenta con un equipo de 300 personas. Tiene planes a largo plazo para que su empresa compita en el mercado internacional, junto con la instalación de unas 100 estaciones de recarga en todo el país, según ha informado Al Jazeera.