Un 'juguetito' que pesaba 150 kilos menos que el M3 Coupé.

La división de clásicos de la firma de Múnich, BMW Classic, ha querido rescatar de su archivo un coche muy especial, creado por BMW M hace un cuarto de siglo. Se trata de un vehículo único que nunca llegó a producción, pero que no deja de ser un modelo muy, muy interesante.

El omnipresente BMW Serie 3 estrenó su tercera generación a principios de los años 90, concretamente en 1991, y estuvo a la venta en Europa casi diez años, hasta 2001. Durante aquella época aparecieron versiones muy dispares, pero lógicamente tenemos predilección por los BMW M3.

Galería: BMW M3 Compact (E36)

A los modelos más modestos de la gama se unieron más adelante versiones como el BMW 323ti, cuyo motor 2,5 litros de seis cilindros en línea ofrecía 170 CV y 245 Nm de par máximo, unas cifras ya más interesantes para los amantes de la conducción.

Hoy os queremos hablar de la guinda del pastel, un BMW M3 único del que solo existió un ejemplar, que estaba basado precisamente en la generación E36 del BMW Serie 3, y más específicamente en la característica carrocería Compact, con un voladizo trasero mucho más corto que el del Coupé.

BMW M3 Compact (E36)
BMW M3 Compact (E36)
BMW M3 Compact (E36)

La división BMW M decidió en 1996 explorar las posibilidades de esta carrocería Compact, por lo que fabricó un prototipo con el motor S50B32 de seis cilindros en línea, 3,2 litros de cilindrada y con el sistema de alzado variable de válvulas (de admisión y escape) doble VANOS.

Este bloque atmosférico ofrecía una potencia de 321 CV, y también lo montó el BMW M3 E36 Coupé unos años después de su lanzamiento, si bien originalmente su propulsor era un 3,0 litros (también de seis cilindros, lógicamente) que se conformaba con 286 CV.

BMW M3 Compact (E36)
BMW M3 Compact (E36)
BMW M3 Compact (E36)

Lo más importante de todo, más allá de la potencia extra, es que este M3 Compact pesaba 150 kilogramos menos que el M3 Coupé de la época, y era también 23 centímetros más corto, por lo que, en principio, gozó de una mayor agilidad y debería haber sido algo más rápido.

Más allá de la potencia adicional, BMW M dotó a este M3 Compact one-off con cuatro salidas de escape (dos a cada lado), asientos Recaro tipo baquet con estructura de fibra de carbono en el habitáculo, o tapizados de Alcantara para el volante, el pomo del cambio y el tirador del freno de mano.

BMW M3 Compact (E36)

Desafortunadamente, los directivos de BMW nunca dieron luz verde a este BMW M3 Compact, y esa es la razón por la que únicamente se fabricó este ejemplar, aunque al menos es de agradecer que la marca conservara el prototipo en su colección, para la posteridad.