Es obra de una compañía británica de ingeniería.

Con el auge del coche eléctrico en los últimos años, muchos son los fabricantes que han ido presentando proyectos de deportivos y superdeportivos de cero emisiones, algunos de ellos completamente desconocidos y, por qué no decirlo, también muy lejos de hacerse realidad en muchos de los casos. 

El último de estos proyectos ecológicos, en este caso alimentado por hidrógeno, es de la empresa británica de ingeniería Viritech, que tiene la pretensión de convertirse en el principal proveedor a nivel mundial de pilas de combustible de hidrógeno.

Galería: Viritech Apricale

Suponemos que para darse a conocer y promocionar sus productos, Viritech ha presentado el llamado Apricale, un hiperdeportivo eléctrico de hidrógeno del que por ahora todo lo que podemos ver son recreaciones digitales o renders en 3D.

En principio, no está prevista la comercialización del Viritech Apricale hasta 2023, ya que el modelo será un coche de exhibición, a modo de escaparate, que servirá para demostrar el rendimiento y las ventajas de la tecnología de hidrógeno de Viritech.

Viritech Apricale

De momento la información sobre este Apricale es más bien escueta, pero promete un sistema de propulsión alimentado por hidrógeno, con una potencia de unos 1.100 CV, capaz de llevar el coche hasta los 320 km/h de velocidad punta.

Lo que también ha trascendido es que contará con tanques de hidrógeno reforzados con grafeno que formarán parte de la estructura del chasis. Con esto se consigue, según la compañía, "un ahorro de peso esencial para quienes buscan prestaciones, así como una reducción de costes".

Viritech Apricale

La empresa, con sede en el Parque Tecnológico MIRA de Nuneaton (Warwickshire, Inglaterra), aspira a vender entre 8 y 12 unidades al año, a partir de 2023, por un precio de alrededor de 1,5 millones de libras esterlinas, el equivalente a unos 1,73 millones de euros.

Por último, cabe indicar que el Apricale no es el único proyecto automovilístico de Viritech, ya que la compañía está ya desarrollando un camión y un todoterreno familiar, ambos también con su tecnología de hidrógeno.