Sí, es un Nissan GT-R y se usa para el transporte de órganos.

La Guardia Nacional Republicana portuguesa, la policía de nuestro país vecino, es noticia por una curiosa incorporación a su flota de modelos. Se trata de un flamante Nissan GT-R, incautado en una operación, que se empleará para el transporte de órganos.

Por lo tanto, el deportivo japonés servirá para misiones sanitarias de emergencia, tal y como sucede con un flamante Lamborghini Huracán en Italia. Nos parece un uso mucho más práctico que el de lucir en actos ceremoniales o promocionales, ¿verdad?

Galería: Nissan GT-R 2020

Hemos conocido esta historia gracias a la foto que la policía portuguesa publicó en su perfil de Facebook. Como puedes ver a continuación, el coche ya viste de uniforme, con los colores negro, amarillo y verde de esta fuerza de seguridad lusa. 

En el capó aparecen impresas las iniciales de la Guardia Nacional Republicana (GNR) y la inscripción 'Transporte de Órganos'. En el texto de debajo de la imagen, se explica que el coche procede de una confiscación por un asunto criminal. 

Por lo tanto, el Nissan GT-R ha pasado de manos de un malhechor al parque móvil de la policía portuguesa para un fin tan positivo como es el de salvar vidas. ¡No está nada mal la conversión!

 

El ejemplar en cuestión parece un modelo de principios de la década de 2010, anterior al rediseño de 2017. En cualquier caso, monta un propulsor 3.8 V6 biturbo, una transmisión automática de doble embrague con seis velocidades y tracción total.

La potencia del motor depende del año, aunque el coche debería rendir entre 485 y 545 CV. No obstante, la aceleración de 0 a 100 km/h ronda los 3,0 segundos, así que se trata de un coche ideal para casos de emergencia.

En los últimos 10 años, la Guardia Nacional Republicana portuguesa ha ayudado a entregar 2.836 órganos y ha recorrido más de medio millón de kilómetros. La policía destinará el GT-R a Lisboa y Oporto, donde ayudará a muchos enfermos.