No se puede sacar un mayor partido a esta furgoneta aventurera.

Ahora que el invierno está dejando paso a la primavera, muchos ya se están planteando alguna que otra escapada, dentro de la legalidad vigente, con su furgoneta camper. Si tú eres de los que te estás planteando comprar un vehículo así, atento a la Flowcamper Casper.

Se trata de una solución interesante para quienes prefieren modelos pequeños con argumentos todoterreno. Como puedes comprobar, es un Volkswagen T6 que puede escogerse con tracción a las cuatro ruedas.  

Galería: Flowcamper Casper, una Volkswagen T6 camper

Esta preparación destaca por aprovechar al máximo interior del vehículo. Así, dispone de una cocina completa con lugares de almacenamiento, una nevera de 30 litros, un fregadero, agua a presión... Por cierto, el agua de la cocina también puede utilizarse para una ducha exterior. 

Aunque parezca increíble, se conservan dos asientos traseros para dar cabida a cuatro ocupantes, si bien se pueden plegar para instalar una cómoda cama doble. Aun con ella, hay espacio para nuestro equipaje debajo de la misma. 

Flowcamper Casper, una Volkswagen T6 camper
Flowcamper Casper, una Volkswagen T6 camper

Para ampliar el espacio interior de la Casper, se puede instalar un techo desplegable. También se puede añadir una tienda de campaña para dormir en el techo, así como varias opciones de electricidad que van desde las baterías hasta la energía solar.

El uso inteligente del espacio ciertamente ayuda a esta Volkswagen T6, o Flowcamper Casper, a distinguirse entre las furgonetas de tamaño similar, pero también destaca por los colores llamativos y los gráficos exteriores.

Este modelo camperizado tiene un precio de alrededor de 53.000 euros, aunque la cifra varía, como es lógico, dependiendo de las opciones que se seleccionen y de la personalización individual.

En principio, el tiempo de espera desde el pedido hasta la entrega puede llegar a ser de unos 16 meses. En ese caso, piensa en el verano y el otoño de 2022, con menos restricciones por la pandemia y todo un mundo por descubrir. Suena bien, ¿eh?