La semana pasada os enseñamos uno de los últimos geniales proyectos de la firma californiana Gunther Werks, en forma de Porsche 911 Speedster, y ahora la compañía presenta otro espectacular restomod, basado en el Porsche 911 de generación 993.

Este deportivo clásico, restaurado a medida, recibe el nombre de Irish Green Commission, que lógicamente hace alusión a su bonito color de carrocería, en un tono verde oscuro.

Galería: Gunther Werks Porsche 911 Irish Green Commission

A nivel estético llaman la atención sus redondeadas formas, los faros LED delanteros, unos anchos pasos de rueda, un alerón trasero al estilo cola de pato o 'ducktail' y unas bonitas llantas con garganta y en diseño de cinco radios, que recuerdan en cierto modo a las clásicas Fuchs.

El interior, por cierto, luce mucha fibra de carbono vista y tapizados en cuero 'English', en un tono marrón anaranjado. No faltan asientos tipo baquet, también de fibra de carbono, volante forrado en piel vuelta o Alcantara, y un cuentavueltas con el fondo en color verde, a juego con el tono exterior del modelo.

Porsche 911 Irish Green Commission de Gunther Werks
Porsche 911 Irish Green Commission de Gunther Werks
Porsche 911 Irish Green Commission de Gunther Werks

Además, esta unidad en concreto goza de especificaciones Touring para el interior, lo que significa que cuenta con unos tapizados de cuero más gruesos y mullidos, así como una mayor cantidad de material aislante, para una mejor insonorización del habitáculo, en pro de la comodidad.

El corazón de este 'Nueveonce' tan especial es un bloque 4,0 litros bóxer, de seis cilindros y atmosférico, que ha sido desarrollado por Rothsport Racing y que ofrece una potencia de 441 CV y un par motor máximo de 454 Nm.

Porsche 911 Irish Green Commission de Gunther Werks

Gunther Werks también ha mejorado algunos componentes del modelo, entre los que se incluyen nuevos frenos Brembo o piezas firmadas por Eisenlohr Racing y JRZ Suspension para la suspensión.

El precio de este Irish Green Commission de Gunther Werks no se ha hecho público, pero teniendo en cuenta que se ha fabricado a medida para su nuevo propietario, es muy probable que cueste varios cientos de miles de euros.