En alguna ocasión hemos hablado ya sobre el especialista estadounidense SpeedKore, centrado en proyectos de tipo restomod, basados en modelos clásicos. La última de estas creaciones se llama SpeedKore Hellraiser y toma como base el mítico Dodge Charger de 1970.

El coche en cuestión es una creación para Kevin Hart, el conocido cómico y actor americano, y no solo tiene una apariencia realmente salvaje, ya que el motor que esconde bajo el capo es igualmente espectacular y ofrece una cifra de potencia monumental.

Galería: SpeedKore Hellraiser, el Dodge Charger de Kevin Hart

Hablamos del bloque V8 Hellephant, de 7,0 litros, un propulsor que Mopar resucitó hace un par de años como 'crate engine', es decir, como un motor ya montado que se vende a la carta, para todo aquel que quiera utilizarlo, previo pago de 29.995 dólares (unos 25.000 euros).

Este motor de ocho cilindros, sobrealimentado por compresor, ofrece una potencia de 1.014 CV, además de un par motor máximo de 1.288 Nm. Lo que no sabemos es el precio de este restomod, aunque estamos seguros de que barato, lo que se dice barato, no ha tenido que ser.

SpeedKore Hellraiser, el Dodge Charger de Kevin Hart
SpeedKore Hellraiser, el Dodge Charger de Kevin Hart
SpeedKore Hellraiser, el Dodge Charger de Kevin Hart

Esta creación de SpeedKore no es la primera que acaba en el garaje del actor estadounidense, ya que hace unos años también adquirió un Plymouth Barracuda del mismo año, 1970, aunque desafortunadamente lo siniestró en un accidente. En todo caso, está claro que le encantan los muscle cars, y cuanto más bárbaros, mejor.

A simple vista, siempre y cuando no levantemos el capó, el SpeedKore Hellraiser llama la atención por su carrocería, fabricada en fibra de carbono (de grado aeroespacial, según la compañía). Su siniestro aspecto va de la mano de su diabólico nombre.

SpeedKore Hellraiser, el Dodge Charger de Kevin Hart
SpeedKore Hellraiser, el Dodge Charger de Kevin Hart
SpeedKore Hellraiser, el Dodge Charger de Kevin Hart

Bajo su piel, este Charger de 1970 cuenta con una suspensión delantera heredada de un Chevrolet Corvette C6 (dos generaciones previas a la actual), y un eje trasero diseñado por SpeedKore, de cuatro brazos y con amortiguadores Penske ajustables. Las llantas HRE S201 calzan neumáticos Michelin Pilot Sport 4S y esconden frenos Brembo.

En el habitáculo, obra de Gabe's Custom Interiors, se incluye una jaula antivuelco integrada, además de elementos de aspecto retro, mezclados con toques modernos o asientos Recaro GT Sportster, tapizados en cuero rojo y negro.