Los más aficionados sabrán que el Porsche 911 de la generación 993 tiene un hueco especial en el corazón de los más puristas amantes del mítico deportivo alemán, sobre todo por ser el último 'Nueveonce' en montar un motor bóxer refrigerado por aire, con su característico sonido.

Para muchos, además, fue una propuesta mucho más bonita que su sucesor, el 996, y este debe ser el caso del especialista Gunther Werks, del que ya hemos hablado en alguna ocasión.

Galería: Gunther Werks Porsche 911 Speedster 993

Desde hace años, esta pequeña compañía con sede en Huntington Beach, California, ha dedicado tiempo y esfuerzos a los 993, y de hecho acaba de desvelar su último proyecto, que toma como base precisamente uno de ellos, en concreto un 911 Speedster, al que le han dado un buen 'lavado de cara'.

Como es habitual, este ejemplar ha sido profundamente modificado para ofrecer unas prestaciones de primer nivel y una estética clásica, pero moderna al mismo tiempo. Destacan los faros con luces de marcha diurna, el fino parabrisas, un llamativo color de carrocería o la ausencia de techo, además de las características jorobas de la zaga.

Gunther Werks Porsche 911 Speedster 993
Gunther Werks Porsche 911 Speedster 993
Gunther Werks Porsche 911 Speedster 993

Además de mucha fibra de carbono, en este 911 Speedster también encontramos algunos refuerzos instalados por Gunther Werks para aumentar la rigidez estructural del conjunto, lo cual es algo frecuente en modelos sin techo.

El alma del modelo es un motor bóxer de seis cilindros, con 4,0 litros, reconstruido totalmente por la firma Rothsport Racing, que ahora alcanza una potencia de 440 CV, aproximadamente, y que debe sonar de fábula, desde luego.

Gunther Werks Porsche 911 Speedster 993

Aun así, este 911 Speedster no se conforma con una estética de toque futurista y con una mayor cifra de potencia, ya que también incorpora nuevos componentes para la suspensión, firmados por JRZ y por Eisenlohr Racing, aunque no se han detallado.

En manos del piloto estadounidense Randy Pobst, este 993 logró el tiempo más rápido de un modelo refrigerado por aire en el circuito WeatherTech Raceway Laguna Seca, en California, con un registro de 1'30"99. ¿Lo malo? Solo se van a fabricar 25 ejemplares.