Se ve que a los multimillonarios nos les afectó mucho la pandemia...

A todos los niveles, el año 2020 resultó muy negativo por la pandemia de COVID-19. Por supuesto, en el mundo del automóvil, las ventas se resintieron notablemente en todos los países... pero no en todas las marcas.

Curiosamente, hubo un fabricante que firmó datos positivos en Europa el pasado ejercicio, a pesar de la extrema crisis sanitaria y económica. Esa firma fue Ferrari, que entregó 4.196 ejemplares en el Viejo Continente, frente a los 3.862 de 2019. Ver para creer...

Galería: Ferrari SF90 Spider

Esto supuso un incremento del 8,65%, solo superado por el 81% de MG Motor, que se encuentra en plena expansión por los mercados europeos, según las cifras que maneja Automotive News Europe, divulgadas por Jato Dynamics.

Para que te sitúes, las matriculaciones en nuestro continente descendieron un 24% y otras marcas de lujo registraron porcentajes negativos, como Porsche (-7,5%), Lamborghini (-12%), McLaren (-38%) y Aston Martin (-39%).

Galería: Ferrari Roma 2020

Detrás de este éxito firmado por Ferrari, hay varios factores que juntos han contribuido a este sorprendente resultado. El primero es la rica cartera de pedidos de la marca, una reserva de ventas que ayuda a 'repartir' las matriculaciones en el tiempo. 

Como viene ocurriendo desde hace años, la producción de Ferrari está vendida totalmente para 2021 y parcialmente para 2022, lo que crea una 'burbuja' de seguridad frente a cualquier crisis, independientemente de lo grave que sea.

A todo esto se suma el inicio de las entregas de nuevos modelos muy esperados, como los Ferrari SF90 Stradale y Roma, dos superdeportivos que han encontrado uno de sus principales mercados en Europa.

No debemos olvidar que, según un estudio publicado por Oxfam, entre marzo y diciembre de 2020, los 305 multimillonarios europeos, potenciales clientes de Ferrari, vieron aumentar su riqueza en 500.000 millones de euros. Desde luego, hay cuentas corrientes a las que no les afecta absolutamente nada...