Parece que hay dudas sobre el futuro de este coche a medio plazo.

Puede que recuerdes el Audi A2, una especie de monovolumen urbano producido entre 1999 y 2005, cuya particularidad era tener un chasis y una carrocería hechas completamente de aluminio. Sin duda, fue un modelo revolucionario y adelantado a su tiempo

Este Audi ofrecía varias ventajas. Entre ellas, el nulo riesgo de corrosión, un peso muy ajustado de entre 895 y 1.070 kilos, según el motor y el equipamiento, y un generoso espacio interior con cuatro plazas. La otra cara de la moneda era su precio, bastante elevado en su categoría, que limitó notablemente sus ventas.

Audi A2

Como ya sabrás, nunca tuvo un sucesor en la gama, pero eso podría cambiar en un futuro. Así lo 'ha dejado caer' Markus Duesmann, el CEO de Audi, en una interesante entrevista con Autocar.

"Estamos viendo qué hacer con los segmentos más pequeños. Dentro de los utilitarios, tenemos otras marcas del Grupo Volkswagen con mucho éxito, con una producción muy elevada, así que nos estamos preguntando por el A1 Sportback en este momento", explicó el directivo.

Audi AI:ME concept 2019
Concept-car Audi AI:ME, presentado en 2019

Lógicamente, hay una cuestión de beneficio económico detrás de este análisis y el A1 Sportback, obviamente, no es el más rentable, a pesar de las evidentes sinergias con otros utilitarios del Grupo Volkswagen. De hecho, comparte plataforma y motores con el Volkswagen Polo y el SEAT Ibiza. 

Por lo tanto, Audi podría sustituir el A1 por un modelo ligeramente más grande, que podría basarse estéticamente en el A2. El jefe de Audi dijo al respecto: "Quizá no exactamente con este diseño, pero me gusta el A2. También estamos discutiendo internamente el segmento A2. Así que podría ser un A2 o un E2, o un A3 o un E3. Lo estamos discutiendo ahora mismo".

La 'E' simboliza sin duda el hecho de que será un coche eléctrico. Por tanto, si nace un Audi E2, se basará en la nueva plataforma MEB del Grupo Volkswagen, la misma que el Volkswagen ID.3.

Galería: Audi AI:ME concept 2019

En realidad, esta decisión no sería una sorpresa, ya que la firma de los cuatro aros nunca ha renunciado a la idea de un descendiente del Audi A2. En 2011, se mostró el A2 Concept y, en 2019, apareció el prototipo AI:ME, cuyas líneas reproducen el A2 del futuro.