Se trata de un modelo muy exclusivo, con un precio bastante razonable.

Para aquellos que no lo sepáis, los Puch G son los Mercedes-Benz Clase G que ha utilizado el ejército suizo durante años. Lorinser Classic es una empresa especializada en la restauración de ejemplares de los Puch G militares, para darle un nuevo uso civil.

El último trabajo es el que estás viendo, una magnífica conversión en pick-up. La empresa de Waiblingen tiene, desde hace años, debilidad por la primera generación de la Clase G, y nuevamente lo ha vuelto a demostrar con este espectacular 4x4.

El detonante de la historia fue un lote procedente del ejército suizo, de la primera mitad de los años 90, que se puso a la venta. En el país centroeuropeo, estos vehículos no portaban la estrella de Mercedes, sino que son conocidos como 'Puch G'. Después de que Lorinser se hiciera cargo del lote, numerosos ejemplares salieron a la venta en su estado original, pero otros se transformaron en geniales 'restomods'.

Galería: Lorinser Puch Clase G Pick-Up

Después de varios modelos con techo de lona y una furgoneta camper, por fin le llega el turno a este soberbio pick-up, con unas magníficas cualidades todoterreno y la versatilidad que aporta una caja de carga abierta.

Para conseguir el vehículo que estás viendo, se eliminó la carrocería original y se cerraron todas las aberturas de la carrocería, con elementos de plástico fijos, además de con una luneta trasera de cristal calefactado.

El equipo de Lorinser dotó a la zona de carga de un robusto revestimiento de protección y una cubierta resistente a la intemperie, que puede levantarse y bloquearse cómodamente mediante elevadores de gas a presión.

Lorinser Puch Clase G Pick-Up

Por cierto, durante mucho tiempo hubo un pick-up del Mercedes-Benz Clase G en la gama de productos oficiales. La serie 461 de "vehículos comerciales" sirvió de base. Pero volviendo a Lorinser: desde ningún ángulo parece que este genial Puch G tenga casi 30 años y que haya dado ya cinco vueltas al mundo...

Lorinser Classic restauró totalmente el vehículo, que se matriculó por primera vez en octubre de 1993. La carrocería fue repintada completamente en color RAL 7009 (gris verdoso mate) para eliminar todo rastro de su estado militar.

Lorinser Puch Clase G Pick-Up

También hubo un elegante programa de modernización del antiguo vehículo del ejército. Además de los faros principales de LED con rejillas de protección, los mecánicos también instalaron una bola de enganche de remolque para tirar hasta de 3,5 toneladas.

El ensanche de las vías y los guardabarros, en combinación con las llantas de acero de 16 pulgadas DOTZ 4x4, garantizan una dinámica de conducción en campo y en carretera sin sobresaltos.

Lorinser Puch Clase G Pick-Up

Los neumáticos todoterreno de BFGoodrich aseguran una óptima motricidad en terrenos de baja adherencia como el barro o la nieve. El vehículo está equipado con un motor de gasolina procedente del 230 GE y desarrolla una potencia de 116 CV.

La transmisión, automática de cuatro velocidades, permite conducir el vehículo de forma confortable, mientras que en el trayecto puedes disfrutar de la calidez de los asientos tapizados en Alcantara, totalmente nuevos.

Lorinser Puch Clase G Pick-Up

Ese es el único lujo que encontrarás a bordo de este modelo, porque Lorinser asegura que pretendía mantener el diseño espartano de serie. Por cierto, si estás interesado en el coche, debes saber que tiene un precio de 52.900 euros.

Fuente: Motor1.com Alemania