Unir los conceptos furgoneta y Autobahn en un vídeo puede parecer poco atractivo, pero realmente no es así. También resulta interesante ver cómo es capaz de ganar velocidad un vehículo destinado al transporte de mercancías, ¿no crees?

Nuestro protagonista es el Volkswagen Crafter, un comercial de gran capacidad, que puede cargar hasta 5,5 toneladas y ofrecer un volumen máximo de 18,4 m3. ¿Qué cifra crees que se pudo ver en el velocímetro?

Te adelantamos que alcanzó su velocidad máxima (autolimitada), es decir, absolutamente todo lo que daba. Como somos buenos, no te vamos a guardar más el secreto: llegó a 164 km/h, que no está nada mal para un vehículo de este tipo.

Galería: Volkswagen Crafter 2017

Nosotros estamos convencidos de que será más difícil mantener la trayectoria con el Crafter a ritmos elevados que con un superdeportivo a velocidades mucho más extremas. Al fin y al cabo, el vehículo alemán tiene unas dimensiones y un peso muy grandes.

Te invitamos a que veas el vídeo adjunto, porque la furgoneta acelera más rápido de lo que muchos os podéis suponer. La grabación también capta la copiosa cantidad de ruido aerodinámico que se crea yendo a tope. 

Cabe recordar que el Crafter del vídeo lleva el motor turbodiésel más potente de la gama. Se trata de un bloque 2.0 TDI, dotado de dos turbocompresores, que entrega 177 CV y 420 Nm.

Volviendo al vídeo, la furgoneta germana adelanta a todo tipo de vehículos, desde turismos a camiones y eso es siempre curioso de ver. ¿Te imaginas ver al Crafter por los retrovisores acercándose a toda velocidad? En mi caso, lo he experimentado en algún viaje nocturno con algunas unidades de reparto y te quedas realmente sorprendido. 

El modelo alemán es la furgoneta más grande de Volkswagen Vehículos Comerciales y la segunda generación se lanzó en el año 2017. Desarrollado por la marca sin ningún tipo de sinergias ni colaboraciones con otras firmas, algo nada habitual (aunque es cierto que tiene un 'gemelo' en Man), puede incorporar tecnología y ayudas a la conducción más propias de un turismo. Ahora sí, ¡dale al play!