¿Una máquina adelantada a su tiempo o simplemente demasiado rara?

En 1985, el DeLorean DMC-12 de Regreso al Futuro no fue el único vehículo que viajó en el tiempo. También lo hizo la Suzuki Falcorustyco Concept, un prototipo presentado en el salón de Tokio de ese año, que pretendía vaticinar las motos del siglo XXI. En concreto, las de 2015.

Algunas de las ideas que mostraba se han hecho realidad, pero en general la marca japonesa no acertó con ese diseño tan revolucionario. El nombre de nuestra protagonista deriva de 'Falco Rusticulous', el nombre en latín de la especie de halcón más grande del mundo, el gyrfalcon o halcón gerifalte.

Suzuki Falcorustyco Concept

Como punto más original, el motor es la estructura central de toda la moto. Hemos visto varios ejemplos que usan el propulsor como un miembro estructural, pero en este caso, la mecánica soporta los basculantes delantero y trasero.

Sí, hemos dicho un basculante delantero, porque la Falcorustyco carecía de una horquilla tradicional, reemplazada por un mecanismo de dirección hidráulica, que se controlaba por unos puños, en posición vertical y fuera del carenado, muy parecidos a los joysticks de una Atari. 

Galería: Suzuki GSX-R1000R Legend Edition 2020

A todo esto, se suma que esta Suzuki tenía tracción total, una solución que, obviamente, no se ha convertido en realidad. Lo que sí ha llegado a las motos de última generación es la suspensión controlada electrónicamente. 

Este componente, cada día en más vehículos, incluidas las motos, permite controlar en marcha la puesta a punto de la amortiguación, para adaptarla a nuestros gustos o a las necesidades puntuales.  

En fin, si vemos 'Regreso al Futuro 2' comprobaremos la predicción errónea de nuestro mundo en 2015, algo parecido a lo que sucedió con la Suzuki Falcorustyco, aunque también tuvo varios aciertos, como ya has podido leer. 

Al fin y al cabo, siempre es bueno soñar e imaginar lo imposible, porque la tecnología a veces se hace realidad, por muy increíble que parezca. ¡Bien por Suzuki!