Últimamente, Donald Trump está en boca de todos por culpa de algunos de sus seguidores, que no dudaron en asaltar el Capitolio hace unos días. Nosotros, que nos dedicamos al mundo del motor, también tenemos una noticia relacionada con el presidente saliente de Estados Unidos. 

Se trata de la subasta de un superdeportivo que disfrutó hace unos años. En concreto, hablamos de un Ferrari F430 coupé que adquirió nuevo en el año 2007.

Como bien sabrás, a Trump le encantan los coches y, de hecho, han pasado por sus manos vehículos tan flamantes como un Mercedes-Benz SLR McLaren, un Lamborghini Diablo o un Rolls-Royce Silver Cloud.

Ferrari F430 (ex-Trump)
Ferrari F430 (ex-Trump)

Volviendo al Ferrari, lo tiene disponible la casa Mecum. En la descripción del coche, podemos leer que el actual dueño ha conservado el título de propiedad original, que incluye el nombre de Donald Trump, su firma y la dirección de la Torre Trump, ubicada en Nueva York.

El deportivo italiano tan solo ha recorrido 6.910 millas, el equivalente a 11.120 kilómetros, y su estado general es fantástico. Al parecer, Trump lo usó durante cuatro años, hasta 2011, y no lo empleó mucho.

4

Curiosamente, la persona que lo compró ese año desembolsó 270.000 dólares, es decir, 100.000 más que el precio de uno nuevo. Pero aun así hizo un buen negocio, ya que, con el tiempo, el coche ha ido aumentando de valor. 

Los licitadores que deseen adquirir este Ferrari F430 deberán presentar sus ofertas hasta el 16 de enero, en el marco del evento 'KISSIMMEE 2021', organizado por Mecum Auctions. Se estima que el superdeportivo italiano se venderá por una cifra elevada, entre 400.000 y 500.000 dólares. Sin duda, este es un buen ejemplo de inversión. 

Galería: Ferrari F430 de Donald Trump

El modelo italiano monta un propulsor 4.3 V8 con 490 CV y un par máximo de 465 Nm. En su ficha técnica, aparecen una velocidad máxima de 315 km/h, una aceleración de 0 a 100 en 4,0 segundos y un consumo medio de 18,3 litros cada 100 km. 

Por cierto, Mecum vende otro coche que perteneció a Trump. Esta vez no es un Ferrari, sino un Rolls-Royce Phantom, que también está a la venta por encima de su precio original. 

Galería: Ferrari F430 de Donald Trump