El prototipo se construirá a partir de abril y la producción en serie comenzará poco después.

Para aquellos que lo desconozcan, el vehículo eléctrico biplaza Twike, fue uno de los modelos eléctricos más vendidos en Alemania, junto con el CityEL, hace más de una década. Ahora una nueva versión, de momento un concept car, parece estar en fase de desarrollo y llevará por nombre Twike 5.

Según la página del fabricante, el Twike 5 es un vehículo eléctrico de 3,33 metros de largo y sólo 1,21 metros de alto, con tres ruedas. Tiene un peso inferior a 500 kilos, es biplaza y está registrado dentro de la categoría L5e de la legislación alemana. Pero lo curioso es que para maniobrar con este vehículo no es necesario un volante. La dirección se guía mediante unas palancas, a la izquierda y a la derecha del conductor, similares a las de una excavadora.

Galería: Twike 5 (2020)

Su sistema de propulsión es eléctrico, pero opcionalmente se puede instalar un 'generador de energía de pedal'. Esto significa que también puedes pedalear en el Twike y así generar electricidad, lo que promueve la forma física y al mismo tiempo contribuye al respeto al medio ambiente. Según versiones, se puede transformar en un descapotable al retirar la capota de lona.

La última vez que oímos hablar de los Twike 5 fue en mayo de 2019, cuando se afirmó que, en una fase inicial, se querían recaudar 2 millones de euros como capital inicial a través de la financiación colectiva (crowdfunding). A finales de julio, esa cantidad de dinero ya se había reunido. Ahora el Twike 5 debería entrar en producción, con una carrocería mucho más elegante que la del Twike 3.

En ese proceso, Twike ha revisado el diseño de la carrocería, algo que ha beneficiado a la aerodinámica del conjunto. A pesar de la inclusión de los espejos exteriores, el área frontal se ha reducido a 1,62 m2. El coeficiente aerodinámico (Cx) es de 0,24, aunque podría ser inferior en el modelo definitivo de producción.

El prototipo que conocemos equipa un motor eléctrico de 15 kW (20 CV), lo que permitiría que un usuario en posesión del carnet A1 pudiera conducir el Twike 5. Todavía no se ha decidido si debería haber una versión más potente, aunque Twike aventura la posibilidad de un motor con "150 kW (204 CV) de potencia máxima", aunque de momento solo parece una hipótesis.

Twike 5 (2020)

Si hacemos caso a los datos que están disponibles a través de la página del fabricante, el Twike 5 ofrecería una potencia máxima de 70 kW (95 CV), mientras que la nominal sería de 45 kW (61 CV), algo que parece mucho más realista. Incluso con 45 kW de potencia, un vehículo con un máximo de 500 kilogramos debería ser bastante ágil.

Twike incluso se aventura a calificar a su vehículo como un deportivo con motor central. El motor está situado delante del eje trasero y, por lo tanto, bajo el portón trasero. Según la simulación, eso sería suficiente para alcanzar los 160 km/h en menos de 4,0 segundos.

Twike 5 (2020)

La velocidad máxima prevista sigue siendo de 190 km/h. La batería de iones de litio tiene una capacidad de almacenamiento de 30 kWh, lo que debería asegurar una autonomía máxima superior a los 500 kilómetros. La versión definitiva debería ofrecer un consumo medio, según ciclo WLTP, de 6 kWh/100 kilómetros.

La carga de serie se realiza mediante un cable de 11 kW. Esto debería permitirle recargar más de 150 kilómetros (WLTP) en una hora. Si se utiliza un punto de recarga rápida, se puede llegar a recargar hasta 420 kilómetros en una hora.

Twike 5 (2020)

El siguiente paso hacia la producción en serie es construir un prototipo con los nuevos componentes a principios del segundo trimestre de 2021. Luego le seguirá una pre-serie y finalmente la serie inicial limitada a 500 vehículos. La producción en serie podría por lo tanto comenzar en 2021.