A pesar de los rumores y las fotos de espías, aparecidas en 2018 y 2019, BMW nunca finalizó los trabajos de desarrollo del M2 CSL. No obstante, con el M2 CS, visto a partir de noviembre de 2019, la marca bávara lanzó la versión más poderosa de la Serie 2. Sin embargo, la discontinuidad del M2 en Europa, a principios de 2020, se tradujo en el fin de toda esperanza de poder ver un futuro M2 CSL.

Afortunadamente, un aficionado alemán ha trabajado en colaboración con el departamento de diseño de BMW para hacer un M2 CSL no oficial, basado en el diseño oficial del M2. Gracias a una serie de medidas enfocadas a la reducción de peso, el preparador consiguió rebajar, aproximadamente, 110 kilos del peso del vehículo, haciéndolo casi tan ligero como el BMW E46 M3 CSL, el BMW favorito del responsable del proyecto.

Galería: BMW M2 CSL Turbomeister Edition

Basado en un M2 de 2016, el llamado M2 CSL Turbomeister Edition se beneficia de varias mejoras mecánicas, que ahora desarrolla 520 CV de potencia y 660 Nm de par motor. Las mejoras en el tren motriz y el sistema de escape provienen de Beek Auto Racing, empresa ubicada en Holanda, y Akrapovic, en Eslovenia.

Un kit de suspensión completo mejora el comportamiento del vehículo, un trabajo encargado a AST Suspension, mientras que la empresa inglesa Defined Coding, realizó un software personalizado para la caja de cambios y el diferencial.

BMW M2 CSL Turbomeister Edition

Otra compañía británica, Topaz Detailing, es responsable de la apariencia del vehículo. El diseño del Turbomeister es una mezcla de diferentes técnicas de pintura y adhesivos, inspirado en el concept car BMW 2002 Hommage.

BMW M2 CSL Turbomeister Edition

El fabricante bávaro amablemente permitió al dueño del coche comparar y medir el ejercicio de estilo real, ayudando a Topaz a crear una réplica más precisa del diseño.

BMW M2 CSL Turbomeister Edition

"Para mí, el proyecto Turbomeister se ha convertido en la realización de un sueño por crear un vehículo a medida basado en un producto de la familia M de BMW", explica Marc Ruten, el propietario del coche.

"El profundo amor por las marcas BMW y M, el M3 CSL, y la historia de la herencia de la decoración del Turbomeister me permitió crear y mostrar un montaje que se mantiene fiel a la naturaleza histórica del slogan 'Puro Placer de Conducir'", concluye Ruten.

Fuente: X-Media Group