Es uno de los primeros modelos de la serie y su estado de conservación es casi perfecto.

Si eres aficionado a los clásicos, es bastante probable que el De Tomaso Pantera sea uno de tus deportivos favoritos de todos los tiempos. Sin embargo, este modelo no ha recibido, a lo largo de los años, el amor que se merecía. Es un hecho generalmente aceptado, no solo por los seguidores de De Tomaso, sino por los aficionados al automovilismo en general.

Tampoco es un coche que cause rechazo, al contrario, pero cuando tu competencia entre los superdeportivos eran los Lamborghini Countach y, Ferrari 512 BB, así como posteriormente el Testarossa, le resultó bastante complicado destacar entre la multitud. Aquí tienes una galería de otro Pantera muy especial. 

Galería: De Tomaso Pantera GT5-S 1987 ex Carroll Shelby

Si hacemos un poco de repaso a la historia, la producción del Pantera duró 21 años, durante los que se construyeron más de 7.000 ejemplares. No son particularmente raros de encontrar, entre los superdeportivos de época de ocasión, pero la gran mayoría de unidades que podrás ver a la venta pertenecen al modelo 'L', una actualización que se comercializó a partir de 1973.

Como tal, el modelo de 1971 que estás viendo aquí es excepcionalmente raro y original, y está listo para buscar un nuevo propietario, gracias a una subasta de la empresa británica Silverstone Auctions.

Los primeros Panteras 'pre-L' eran un poco más bajos y tenían una carrocería más estrecha. Además, los finos paragolpes servían como otro elemento identificador, ya que los Pantera posteriores contaban con protecciones de mayor tamaño.

Según la información de la subasta, este Pantera en particular está en condiciones "absolutamente originales", ya que no ha mostrado ningún signo de óxido o soldaduras que puedan indicar un trabajo de reparación.

De Tomaso Pantera

El coche tiene el chasis número 2.105 y, según los datos, se vendió en Estados Unidos a su propietario original en 1972. Fue matriculado en Oregón, donde aparentemente permaneció hasta su compra en una venta de bienes en 2012 y enviado a Reino Unido.

Según parece, el propietario original murió a finales de la década de 1990 y se sabe que el Pantera había estado almacenado en un garaje durante algún tiempo. A su llegada a Inglaterra, el coche recibió un reacondicionamiento estético y mecánico por valor de casi 20.000 euros.

El listado de acciones de puesta al día incluyó nuevos frenos y suspensión, actualización del sistema de refrigeración, mantenimiento del motor y un repintado completo en su tono original, Naranja Primaveral.

De Tomaso Pantera GT5-S 1987 Carroll Shelby

El motor, un bloque V8 de origen Ford, con 5,8 litros de cilindrada, sigue montado detrás del conductor, lo que podía hacer que este elegante deportivo superara la barrera de los 270 km/h... en 1971.

Las subastas de Silverstone Auctions concluyen hoy, 13 de noviembre. Las estimaciones previas sobre el precio que podría alcanzar oscilan entre los 90.000 y los 100.000 euros.

Fuente: Autoclassics