Data de 1987 y su único propietario fue Carroll Shelby.

Imagina, por un instante, abrir el capó del flamante clásico que has adquirido y descubrir que el motor no está. Sinceramente, esperamos que esto no haya sido lo que le ha sucedido al comprador del De Tomaso Pantera GT5-S de 1987 que estás contemplando en las imágenes. Ese coleccionista se gastó, hace pocas semanas, la friolera de 194.000 euros en la subasta que lo puso en venta.

Para verlo con cierta perspectiva, un Pantera de similares características y perfectamente funcional, con motor y caja de cambios, se ha vendido recientemente por 'solo' 154.000 euros.

De Tomaso Pantera GT5-S 1987 Carroll Shelby

Entonces, ¿cómo es posible que un automóvil que no es capaz de funcionar pueda alcanzar un precio tan alto? La razón tiene nombre y apellidos, concretamente, el de Carroll Shelby. El legendario piloto estadounidense convertido en preparador fue el dueño del vehículo, pero dejó de utilizar primero una mecánica Ford V8 y usó el Pantera como prototipo de desarrollo para crear el primer Dodge Viper.

Posteriormente, el deportivo fue equipado con una gran variedad de configuraciones, tanto de transmisiones como de suspensiones, durante el tiempo que fue utilizado.

Un prototipo para desarrollar el Dodge Viper

La leyenda dice que Shelby quería que el Viper usara un V8 biturbo similar al del Pantera original, pero Chrysler optó por un V10 de gran tamaño, para darle al automóvil un mayor 'atractivo exótico'. Efectivamente, solo el Viper con sus respectivas generaciones, el exclusivo Lexus LFA y algún Lamborghini optaron por motores V10. La inmensa mayoría de los superdeportivos posteriores y los actuales han optado por bloques V8 biturbo.

De Tomaso Pantera GT5-S 1987 Carroll Shelby

Bonhams, la casa de subastas que vendió el coche en el evento Greenwich Concours d'Elegance en Connecticut, junto con otros automóviles de la colección privada de Shelby, describe al automóvil como "un gran candidato para la resurrección".

"Su próximo propietario puede experimentar con el motor y la transmisión que elija y reconstruir el vehículo a su gusto", afirma el anuncio en la página de la casa de subastas. Obviamente, el vehículo también incluye un certificado de autenticidad que corrobora que su único propietario fue el mítico Carroll Shelby.

También te podría interesar:

Galería: De Tomaso Pantera GT5-S 1987 ex Carroll Shelby