La policía francesa está buscando estos vehículos sustraídos el pasado mes de julio.

Hace unas semanas, en la localidad de Badefols-d'Ans, situada en la región de Dordoña, se robaron varios coches clásicos, pertenecientes a un coleccionista que murió en otoño de 2018. Fue un miembro de su familia quien descubrió el robo mientras visitaba la propiedad del difunto.

Los ladrones se llevaron cuatro vehículos: un Alfa Romeo Spider, un Facel Vega, un Lancia Flaminia y un Pontiac. Al parecer, estaban bien informados ya que sabían exactamente dónde estaban estos automóviles de época.

De hecho, antes de irse, incluso desguazaron un quinto vehículo, pero no pudieron llevarse un Cadillac. Por lo tanto, tuvieron tiempo de sobra para actuar con total impunidad sin que nadie se percatase del hurto. 

Galería: Coches clásicos robados en Dordoña

En un intento por encontrar estos vehículos, la policía de Dordoña ha distribuido fotos de los coches robados a asociaciones, clubes y páginas web especializados en coches clásicos y de época. Sin duda, una buena decisión.

Gracias a esta amplia difusión, esperan encontrar todos los vehículos robados, incluso si, en la actualidad, estos modelos ya se encuentran fuera de Francia para venderse enteros o por piezas. La investigación será complicada, pero esperemos que concluya felizmente.  

Cabe recordar que el Lancia Flaminia Sport Preserie (el vehículo rojo de las fotos) es una versión deportiva diseñada por el famoso carrocero Zagato, con carrocería de aluminio, un interior biplaza y un motor de 2,8 litros con más de 150 CV.

Es el automóvil más exclusivo del lote, con diferencia, ya que solo se produjeron 99 unidades y su precio puede superar los 400.000 euros. 

El resto de coches son menos raros y, por lo tanto, más baratos, sobre todo porque su estado de conservación no ha sido el mejor durante estos últimos años. Si hay novedades sobre este robo, prometemos informarte con detalle.