Supera los 355 km/h de velocidad máxima, con una autonomía de 1.635 kilómetros.

El Hyperion XP-1 suena como el nombre de una nave espacial en una película de ciencia ficción de los años 50, pero en realidad es un supercoche eléctrico, alimentado por hidrógeno, que va a presentarse oficialmente en breve. Además, anuncia una autonomía récord para un vehículo ecológico de estas características, con 1.635 kilómetros.

Equipado con una pila de combustible de hidrógeno, genera la energía eléctrica necesaria para mover las cuatro ruedas, gestionada a través de una transmisión automática de tres velocidades. El tren de propulsión permite a este hiperdeportivo pasar de 0 a 100 km/h en apenas 2,2 segundos. Además, la velocidad máxima anunciada alcanza los 356 km/h.

Galería: Hyperion XP-1

Contener el peso del vehículo es una de las piedras angulares de cualquier fabricante de deportivos. El diseño del coche juega una papel primordial en este sentido y en el caso del Hyperion XP-1, se conforma con 1.248 kilogramos en vacío.

El XP-1 emplea un chasis monocasco de fibra de carbono, asociado a una carrocería con refuerzos en titanio. Asimismo, el vehículo almacena el hidrógeno en tanques también de fibra de carbono.

El diseño de la carrocería del XP-1 tiene un estilo suave, con unos difusores prominentes en la zona de las puertas. Estas piezas sirven para dos propósitos. Son elementos aerodinámicos activos que mejoran la adherencia en curvas de alta velocidad. Además, también incluyen paneles solares capaces de cambiar su posición, para seguir la trayectoria del sol.

Hyperion XP-1 - Tres cuartos trasero

En el interior, el XP-1 refleja alta tecnología en cada rincón. Desafortunadamente, el vídeo proporcionado por el fabricante, solamente nos permite ver, fugazmente, el habitáculo. El salpicadero dispone de una pantalla curva de 98,0 pulgadas, que funciona mediante controles gestuales. Los ocupantes disfrutan de una visión completa del exterior gracias a una cubierta de vidrio envolvente.

Hyperion XP-1 vista frontal

Así las cosas, uno de los principales inconvenientes de los actuales vehículos alimentados por hidrógeno son las limitaciones de la incipiente red de abastecimiento. Sin embargo, el Hyperion XP-1 no sufrirá ese problema, porque la compañía dice que anunciará, en breve, un "plan para revolucionar la industria de reabastecimiento de hidrógeno".

Hyperion XP-1 trasera

La producción del XP-1 comenzará en 2022, e Hyperion pretende construir 300 unidades. Lamentablemente, de momento no se ha facilitado ningún dato respecto al precio de venta.

Fuente: Hyperion, vía Vimeo