El modelo ruso se presentaráen noviembre y podría tener un precio de derribo.

En un inicio prevista para principios de 2020, la producción en serie del pequeño coche eléctrico ruso Zetta se ha tenido que aplazar hasta finales de año, debido a los efectos de la pandemia que estamos sufriendo. El anuncio de la nueva fecha ha sido comunicado por el Ministerio de Industria y Comercio de Rusia, a través de la agencia estatal de noticias TASS.

Este pequeño urbano ecológico lo fabricará la empresa de ingeniería y producción rusa REMC. El precio inicial estipulado para este vehículo será de 450.000 rublos (5.200 euros al cambio actual), lo que supone un vehículo muy asequible y lo posicionaría como uno de los coches eléctricos con el precio más barato del mundo.

Galería: Zetta City Module 1

El Zetta City Module 1, tal y como se llama oficialmente, es un eléctrico urbano, con una configuración de dos asientos y tracción delantera, que alcanza una velocidad máxima de 120 km/h. Está equipado con una batería de 10 kWh, que promete una autonomía máxima de 180 kilómetros con una sola carga.

También se informó sobre una posible versión más equipada, con una batería más grande de 20 kWh. Además, la empresa está considerando la posibilidad de producir una versión tope de gama, capaz de recorrer hasta 700 kilómetros con una sola carga, pero esto último lo ponemos con muchos interrogantes, dadas las limitaciones técnicas del proyecto.

Los informes apuntan a que el nuevo modelo cumplirá con la promesa de utilizar el 99% de componentes locales, aunque el pequeño urbano eléctrico montará la batería procedente de China.

Zetta City Module 1

El objetivo de producción del Zetta City Module 1 será de 15.000 unidades al año (dos tercios dedicados a la exportación). Queda por ver cómo será el precio en los mercados de Europa Occidental, con incentivos que en la mayoría de los casos superan el valor de este coche. 

Zetta City Module 1

Lógicamente, al precio del vehículo también hay que añadirle los coste de exportación y los impuestos en aduanas, pero suponemos que sumándolo todos esos gastos, en el peor de los casos, estaríamos hablando de un vehículo que podría rondar los 8.000 euros.

Zetta City Module 1

Si echamos un vistazo al mercado actual de modelos eléctricos, no cabe duda de que el Zetta City Module 1 podría ser uno de los modelos ecológicos más asequibles a corto plazo. Solo falta constatar que se cumplen los plazos anunciados y la viabilidad del producto. Estaremos atentos en los próximos meses.

Fuente: InsideEV Brasil