Estos accesorios suponen beneficios reales en materia dinámica.

Últimamente, el departamento Toyota Racing Division (TRD) se encuentra muy ocupado desarrollando piezas exclusivas para diferentes modelos del grupo automovilístico. La mala noticia es que tan solo se venden en Japón. El último vehículo en beneficiarse de ellas es el Lexus LC, tanto la versión cerrada como la descapotable (Cabrio). 

Estos accesorios no solo incrementan la exclusividad del coche, sino que también generan beneficios dinámicos. Por ejemplo, los tres juegos de llantas de aleación, que miden 21 pulgadas, son más livianos y rígidos que el que se ofrece de serie. 

Galería: Lexus LC Cabrio con componentes TRD

Los clientes también pueden optar por amortiguadores específicos, con el fin de obtener un tacto aún más preciso en curvas. Otros componentes interesantes son el alerón fijo, junto con un nuevo difusor y cubiertas de los retrovisores remodeladas, para reducir la resistencia al viento y también el ruido generado por este elemento.

La eficiencia aerodinámica del Lexus LC también puede mejorarse con los faldones laterales rediseñados, que reducen la cantidad de turbulencias que se envía a los neumáticos traseros, lo que va en beneficio de un menor consumo de combustible.

Si se equipan estos accesorios, hay que tener en cuenta que la altura libre al suelo del coche se reduce considerablemente: 30 milímetros en la parte delantera y 25 en la trasera.  

En el caso del Lexus LC Cabrio, también hay que resaltar la nueva capota, que aísla mejor el habitáculo de los sonidos externos. De este modo, a la hora de viajar, el coche es casi tan cómodo como el modelo cerrado. 

Lexus LC Cabrio con componentes TRD

Por supuesto, todos estos componentes pueden elegirse en diferentes colores, de tal forma que el cliente tiene la posibilidad de personalizar el coche a su gusto. 

Eso sí, Toyota Racing Division no establece mejoras en el apartado mecánico. En España, el Lexus LC se vende exclusivamente con un sistema de propulsión híbrido, que genera 359 CV y declara 8,1 litros cada 100 kilómetros.