El trabajo del especialista consigue dar forma a un interior lujoso, repleto de materiales de calidad.

El Ford Ranger es uno de los pick-up más grandes que se comercializan en nuestro país y su enorme silueta es el punto de partida perfecto para algunos preparadores, como Carlex Design. Su último trabajo así lo demuestra, con un exterior más musculado, combinado con un interior que gana en atractivo, gracias a unos materiales de calidad y un diseño más cuidado.

En el frontal, Carlex Design ha trabajado en la zona del capó, apostando por un diseño recortado, que añade unas pestañas, en material plástico, en la zona superior de las ópticas principales. La parrilla frontal dispone del logotipo del preparador y añade otros elementos en forma de 'X', que refuerzan la sensación de solidez del frontal.

Galería: Ford Ranger by Carlex

El paragolpes delantero, por su parte, también apuesta por un diseño más moderno, con tres franjas verticales a cada lado. La prolongación del cubrecárter, que llega hasta la unión con el paragolpes, consigue una imagen más enérgica del frontal.

Las estriberas laterales dejan claro que este Ranger está preparado para enfrentarse a cualquier terreno, como también demuestran los neumáticos todoterreno firmados por BFGoodrich. Lógicamente, el aumento de la distancia libre al suelo amplifica esa sensación de magnificencia, que nos invade al contemplar la silueta del modelo norteamericano.

Ford Ranger by Carlex

La barra instalada sobre la caja de carga, para acoplar un sistema de iluminación complementario, también se convierte en un elemento de refuerzo para la carrocería. Mientras que, en la zaga, destaca la presencia de una bola de remolque, situada debajo del paragolpes, que asegura la versatilidad del vehículo.

Por lo demás, Carlex Design ha retapizado todo el habitáculo. Un patrón con diseño 3D adorna la parte central de los asientos, con costuras que hacen juego con la tapicería. Las butacas delanteras cuentas con generosos refuerzos laterales, muy útiles cuando se trata de sujetar el cuerpo, al enfrentarse con caminos abruptos.

Ford Ranger by Carlex

Queda claro que el trabajo de Carlex Design con el Ford Ranger apunta al pick-up ideal que cualquier aficionado desearía tener en su garaje. Un modelo capaz de brillar sobre el barro o la nieve, gracias a la suspensión elevada y a los neumáticos todoterreno, mientras 'mima' a los ocupantes con el confort renovado del interior.

Ford Ranger by Carlex

Carlex Design no menciona nada del apartado mecánico, por lo que debemos suponer que el motor sigue siendo un bloque turbodiésel 2.0 TDCi, con 170 o 213 CV (este último, biturbo), asociado a un sistema de tracción total conectable y a una caja de cambios manual, de seis velocidades, o una transmisión automática con convertidor de par, de diez marchas, según versiones.

Ford Ranger by Carlex

Para concluir, debemos decirte que Ford ya está trabajando en el desarrollo de la próxima generación del Ranger. Como fruto del acuerdo con Volkswagen, en materia de vehículos industriales, el futuro Amarok compartirá plataforma y tecnología con el pick-up de la firma del óvalo. Está previsto que ambos vehículos se estrenen comercialmente en 2022.