Su aspecto exterior roza lo siniestro.

El Mercedes-Benz SLR McLaren se construyó como un tributo al icónico Mercedes-Benz 300 SLR, en una reedición moderna de las siglas Sport Leicht Rennsport (SLR). Solo se fabricaron 2.157 unidades, entre los años 2003 y 2010, obra del Centro de Tecnología de McLaren en Woking. Las previsiones iniciales eran alcanzar los 3.000 ejemplares del SLR, pero no se consiguió.

El superdeportivo alemán, con su alargado morro y sus puertas de ala de gaviota, fue un modelo asombroso, tanto de serie como en algunas de las ediciones especiales que se construyeron durante esos años. Pudimos ver bastantes series limitadas, incluyendo el McLaren Edition y el 722, sin mencionar el espectacular Stirling Moss Speedster o el 722 GT de carreras.

Galería: Mercedes-Benz SLR McLaren by Mansory

En lo referido a este coche de aspecto siniestro, obra de Mansory, comenzó como un coupé 'normal', fabricado en 2005. El resultado definitivo, tras pasar por las manos del preparador, es digno de una película de la saga Batman... con la banda sonora incorporada.

Bañado en fibra de carbono, el SLR acabado en negro metálico Crystal Galaxite se asienta sobre llantas de 20 pulgadas, en el tren delantero, y de 21 pulgadas, en el eje trasero. Estas llantas están personalizadas con inserciones de fibra de carbono.

El preparador también instaló diodos luminosos en las tomas de aire laterales, que se activan cuando se abren las puertas de ala de gaviota. No tienen ninguna otra función que la de iluminar dicha zona de la carrocería.

Mercedes-Benz SLR McLaren by Mansory

También existen más detalles realizados en fibra de carbono, así como luces LED en el habitáculo, quizás la parte de la preparación más débil de todo el conjunto. En la consola central se aprecia un equipo multimedia que ha eliminado la famosa insignia 'SLR', presente en el equipo de sonido original.

Mercedes-Benz SLR McLaren by Mansory

Además, el aspecto retro de la consola central también ha perdido parte de su encanto, al tener que adoptar una pantalla táctil, montada tan abajo, que puede incluso distraer al conductor.

Mercedes-Benz SLR McLaren by Mansory

En el capítulo mecánico, el bloque V8 sobrealimentado, con 5,4 litros de cilindrada, desarrollaba una potencia de 625 CV. Sin embargo, Mansory ha elevado esa cifra hasta los 700 CV. La fuerza del motor se sigue mandando al eje trasero y es más que probable que las prestaciones originales hayan mejorado. Recordemos que, oficialmente, el deportivo alemán despachaba el 0 a 100 km/h y el 0 a 200 km/h en 3,8 y 10,6 segundos, respectivamente.

Mercedes-Benz SLR McLaren by Mansory

Por último, debes saber que si quieres y dispones de la cantidad de dinero necesaria, el modelo que estás viendo se encuentra a la venta en un concesionario oficial de Mercedes-Benz en Holanda. La concesión afirma que está en unas "condiciones óptimas" de conservación y que solo ha recorrido 34.349 kilómetros. Respecto al precio, tendrás que abonar 290.000 euros, si quieres que forme parte de tu colección personal.

Fuentes: MercBenzKing / YouTube Baan Twente