No tiene techo, ni parabrisas, ni puertas... ¿Dónde está el problema?

La búsqueda de vehículos curiosos o transformaciones imposibles no tiene fin. En este caso, nos la hemos encontrado en la cuenta de Instagram de los chicos de Ford Market, unos apasionados de los vehículos de cuatro ruedas, con base en Moscú. La sorpresa que tenían preparada era este maravilloso Ford Focus Speedster.

Una transformación asombrosa que, como buen velocista, carece de techo y parabrisas. Si te fijas en las imágenes, tampoco tiene puertas. Se han eliminado los asientos traseros y la zaga del compacto de la firma del óvalo ha sufrido una profunda remodelación.

En lugar de las plazas posteriores, ahora se han incorporado dos jorobas que nos evocan, inevitablemente, la silueta de otros speedsters mucho más lujosos, como los McLaren Elva y Ferrari Monza SP2.

Galería: Ford Focus Speedster

A la vista de las imágenes, sabemos que se trata de un Ford Focus de cuarta generación. Sin embargo, puestos a buscar aspectos mejorables, el interior no es tan espectacular como el exterior.

La ausencia de las tomas de ventilación centrales en el salpicadero o la pantalla principal del sistema de infoentretenimiento modificada, como sucede con otros mandos, dotan a este Focus modificado de un aspecto un tanto trasnochado.

La primera vez que se pudo ver a este Ford Focus Speedster fue hace más de un año, en el salón de San Petersburgo, aunque pasó bastante desapercibido. También sabemos que el modelo 'donante' vestía el acabado ST-Line.

Ford Focus speedster

En este sentido, debemos recordar que la actual generación del Focus no ofrece una versión descapotable. De hecho, nos vemos obligados a viajar al pasado, hasta la segunda entrega del compacto americano, para descubrir una versión coupé-cabrio con techo duro plegable.

Ford Focus speedster

En cierta manera, este estrafalario Focus nos recuerda a otros modelos de Ford, con similar espíritu. Por ejemplo, hablamos del StreetKa, un descapotable urbano, diseñado por Pininfarina, que disponía de una capota de lona plegable manualmente o de un techo duro desmontable.

Ford Focus speedster

La tendencia actual del mercado, con una clara predilección por los todocaminos o SUV, ha llevado a los descapotables a un discretísimo segundo plano. Sin embargo, ideas locas como las de los chicos de Ford Market demuestran que un vehículo cabrio, o incluso speedster, siempre conseguirá atraer la atención hasta del aficionado más despistado.

Fuente: Ford Market