La elección es complicada, ya que incluye modelos ya legendarios, como el BMW Z8 o el M3 CSL.

Aunque en Motor1.com España suelas verme escribiendo sobre coches de todo tipo y condición, el Campeonato del Mundo de Motociclismo, lo que ahora conocemos como Mundial de MotoGP, es una de mis grandes pasiones... de la que no paro de hablar con mis 'compis' de Motorsport.com España.

De hecho, a lo largo de las últimas dos décadas, raro ha sido el año que no he acudido a algún circuito a ver las carreras en directo. Y sí, pensar en motos de dos tiempos, como las que corrían en las categorías de 500, 250 y 125cc, me hace sentir tremendamente viejo...

Por eso, antes de empezar a escribir este post, sobre los Safety Car de BMW en MotoGP, yo ya tenía en mente mis tres favoritos: los BMW Z8, M5 E60 y el M3 CSL... con el 1M Coupé, siguiéndolos de cerca. De hecho, si cierro los ojos, todavía puedo recordarlos, atronando sobre el asfalto de Cheste o Montmeló.

Galería: Todos los Safety Car de BMW

Pero dos décadas cuidando de la 'seguridad' dan para mucho, también en otros campeonatos, más allá de los de dos ruedas, como el DTM, las 24 Horas de Le Mans o la Fórmula E. De hecho, es imposible no recordar los espectaculares i8 Roadster y Coupé que se han dejado ver en el certamen de monoplazas eléctricos.

Volviendo a MotoGP, donde BMW se ha hecho fuerte, al igual que Mercedes-AMG en la Fórmula 1, la historia comenzó con uno de los modelos más espectaculares, el Z3 M Coupé (con código interno E36/8), allá por 1999.

Un modelo que, ya en 2001, dio el relevo a los BMW Z8 (E52), BMW M3 (E46) y BMW M5 (E39). Y ya en 2004, entraron en juego los BMW M6 Coupé (E63), BMW M5 (E60) y BMW M3 CSL (E46). Desde luego, cada paso que se daba, no hacía más que subir el nivel de los vehículos.

De hecho, en aquella época, el E46 experimentó algún que otro incidente en pista. Por ejemplo, una unidad sufrió un pequeño accidente bajo la lluvia en Jerez, mientras que otro ejemplar fue robado por los 'tifosi' en Mugello, en una de las descontroladas invasiones de público, para acabar poco menos que siniestrado (¿quién lo dejaría con las llaves puestas?).

BMW M8 Competition

Anécdotas aparte, desde ese momento, cada vez empezaron a aparecer más coches en la pista y el paddock, de todo tipo y condición, desde el Z4 M Coupé (E85), hasta el X5 M (E70), pasando por el fabuloso Serie 1 M Coupé (E82).

Volviendo a nuestra época, el papel de Safety Car ha recaído sobre el BMW M8 Competition (F93), tanto para la temporada 2019, como para la actual (si es que llega a arrancar). Un 'ángel de la guarda', dotado de un motor V8 biturbo, de 625 CV de potencia, que es capaz de acelerar de 0 a 100 en apenas 3,2 segundos.