De todoterreno a deportivo...

De todas las preparaciones que hemos visto del Suzuki Jimny, esta es la más controvertida y, también, por qué no decirlo, la más transgresora. El hecho de convertir un todoterreno puro en un modelo de corte deportivo así lo corrobora. La idea procede de la compañía AutoPlus Sportszentrium y seguro que tendrá defensores y detractores. 

Esta empresa filipina ha decidido acabar de un plumazo con las prestaciones limitadas del coche, instalando un turbocompresor en el motor de gasolina, con 1,5 litros de cilindrada. Así, este bloque pasa de 102 a 200 CV. No está nada mal...

Galería: Suzuki Jimny con 200 CV

El señor Gono, propietario del taller y un apasionado del Jimny, ha afirmado que el éxito de este coche se debe a su estética retro y, por supuesto, a su robustez y fiabilidad. De hecho, no reniega de las aptitudes 4x4 del vehículo, pero ha querido darle otro enfoque. 

El kit para la mecánica lo fabrica una empresa llamada F-Performance, en Emiratos Árabes Unidos, y está configurado específicamente para este modelo. Las piezas llegaron un mes después de solicitarlas y el resultado es realmente notable, como puedes ver en el vídeo adjunto.

Entre las mejoras se encuentran, además del propio turbo, un intercooler, inyectores, bomba de combustible y ECU totalmente personalizados. Curiosamente, la mencionada centralita procede de un Lamborghini. Así las cosas, aunque no sabemos qué velocidad máxima alcanza el coche, seguro que supera los 145 km/h del modelo de serie. 

Obviamente, Carlos Gono y su equipo tuvieron que modificar la puesta a punto del chasis para controlar la potencia extra. De este modo, instalaron en el coche una suspensión específica, de la compañía estadounidense RS-R, que rebaja la altura libre al suelo y es más firme que la estándar. 

Suzuki Jimny con 200 CV

En el apartado estético, el Jimny 'vitaminado' emplea neumáticos más anchos, llantas de aleación de mayor tamaño y un equipo de frenos de la compañía AP, entre otros cambios que se pueden apreciar al primer vistazo. Por ejemplo, un doble escape lateral, típico del Clase G de Mercedes-AMG.

Igualmente, en el interior, se han instalado asientos deportivos Recaro que sujetan mucho mejor el cuerpo. ¿Qué te parece esta preparación? ¿Asombrosa o una aberración? Según sean tus gustos, te agradará mucho o nada, pero a nadie dejará indiferente.