Tomaría prestada tecnología híbrida de Volvo, que también pertenece al gigante chino Geely.

Hace ya una década, en el salón de París del año 2010, el fabricante británico Lotus presentó una serie de prototipos, y entre ellos estaba el de las imágenes, que adelantaba un sucesor para el mítico Lotus Esprit, llamado a llegar a producción tres años después, en 2013... aunque nunca llegó a materializarse. Ahora, no obstante, la firma de Hethel podría revivir el espíritu del Esprit.

Según los últimos rumores, la marca inglesa estaría preparando la presentación, el año próximo, de un nuevo modelo, con una estética inspirada en el hiperdeportivo eléctrico Lotus Evija, pero con una configuración como la del Esprit y un precio de seis dígitos, para batirse contra modelos de Ferrari y demás marcas de deportivos exóticos.

Galería: Lotus Esprit concept 2010

Lo que no está claro a estas alturas es si, efectivamente, este futuro modelo revivirá la denominación Lotus Esprit. En cualquier caso, servirá de nexo entre los vehículos actuales de la gama Lotus y la futura familia de productos, que estará basada en una plataforma completamente nueva.

Y es que la base de los Lotus Exige y Elise suma ya 25 años de edad, mientras que la más moderna de la que disponen en el cuartel general de Hethel, la del Lotus Evora, fue lanzada hace nada menos que 12 años.

Así pues, antes de que llegue a la firma esta nueva arquitectura, el hipotético Esprit, que conoceremos en 2021, será el último en utilizar la plataforma de aluminio extruido del Evora. No obstante, el nuevo deportivo de Lotus no será un remplazo para dicho modelo, ya que se situará un escalón por encima en la gama de la marca. 

Lotus Esprit concept 2010

Según la revista británica Autocar, este nuevo modelo utilizaría el mismo motor 3.5 V6 de gasolina, sobrealimentado por un compresor, que actualmente les proporciona Toyota, aunque en combinación con un sistema eléctrico, así que hablamos de un híbrido. De momento nada se sabe sobre posibles cifras de potencia, par o prestaciones, pero las estimaciones apuntan a más de 500 CV.

El sistema híbrido que prepara Lotus para el V6 podría utilizar tecnología de Volvo y Polestar, ya que el grupo sueco pertenece también a Geely, el gigante chino propietario de Lotus. Y es que el futuro modelo deberá atenerse a las normativas de emisiones de Europa, pero también de China y Estados Unidos.

En todo caso, el modelo será el más utilizable y práctico de la marca, pero sin perder la esencia de la casa, centrada en el disfrute al volante. En principio, no será un 2+2, sino un biplaza, pero con un habitáculo relativamente amplio. Y no perdamos de vista el hipotético modelo SUV, que también estaría en camino.

Fuente: Autocar