Es uno de los cuatro Aston que protagonizan la próxima película del agente secreto.

El Aston Martin Valhalla es el último hiperdeportivo creado por la firma de Gaydon y todavía tardará un año, aproximadamente, en llegar al garaje de los afortunados clientes que lo adquirieron, hace algunos meses.

Sin embargo, Aston Martin ya está publicitando su nueva creación a través de un ejemplar del Valhalla, que tendrá su momento culmen cuando se estrene la nueva película de James Bond, 'No Time To Die', prevista para el mes de abril.

No obstante, antes del estreno cinematográfico, la conocida Youtuber Supercar Blondie ya ha tenido ocasión de conocer, en persona, el próximo coche del agente secreto 007.

Galería: Aston Martin Valhalla de James Bond

Ya sabemos que el Valhalla disfruta de muchísima tecnología de vanguardia, propia de un hiperdeportivo. Por ejemplo, no existen los espejos retrovisores; en su lugar, se emplean cámaras, convenientemente disimuladas en la carrocería del vehículo.

El Valhalla también utiliza el alerón trasero FlexFoil, una tecnología aprobada por la NASA, más resistente que la fibra de carbono. La fuerza descendente del mismo puede modificarse, sin cambiar el ángulo de ataque del alerón y, además, no genera resistencia, turbulencia o ruido del viento. Aston Martin también utilizó tecnología 3D para confeccionar los faros, que son un 50% más ligeros que unos convencionales del fabricante inglés.

En el interior no se aprecia, a simple vista, ningún sistema de infoentretenimiento. En su lugar, existe una 'pinza' para sujetar el teléfono móvil del propietario, que cumple el papel de navegador, administrador de aplicaciones y música... El volante incluye un monitor de frecuencia cardíaca, mientras que los asientos usan nylon balístico.

No hay rejillas de altavoces o conductos de ventilación en el Valhalla. El coche utiliza un salpicadero único que se extiende desde una puerta, cruza con el frontal, y acaba en la otra puerta, creando una línea de diseño agradable. Aston Martin también utilizó la impresión tridimensional para la consola central de fibra de carbono.

Aston Martin Valhalla de James Bond

Aston Martin solo va a fabricar 500 Valhalla, cada uno de ellos a partir de 875.000 libras (1.030.000 euros al cambio actual). Tanto el Valhalla, como el Valkyrie, son los mejores ejemplos de cómo serán los futuros hiperdeportivos y ¿qué mejor manera de mostrarlo al mundo, que protagonizando la próxima gran película de James Bond?

Fuente: Supercar Blondie, vía YouTube