Es cierto, no se parece mucho al modelo que se vendió en España... pero tampoco tiene mala pinta.

Si tienes ya cierta edad, o si te gustan los clásicos populares, a buen seguro, el nombre del Ford Escort te resultará familiar. En parte, porque este modelo compacto, antecesor directo del ya célebre Focus, fue un vehículo tremendamente popular y exitoso en nuestro mercado.

De hecho, desde su lanzamiento en el año 1968, tuvo una larga vida en el continente europeo, repartida a lo largo de seis generaciones, hasta el año 2000, momento en el que el mencionado Focus tomó el testigo.

Pues bien, ¿cómo te quedas si te digo que el Ford Escort sigue con su aventura? Pues sí, tal y como lo oyes. Y lo mejor de todo, es que se trata de una berlina bastante barata. Al menos, si analizamos su oferta en el mercado chino, donde el Escort parte de unos más que asequibles 80.800 yuanes, que al cambio actual, son poco más de 10.500 euros.

Galería: Ford Escort 2020 (China)

¿Qué ofrece a cambio de esta cifra? Pues una elegante silueta, espacio para cinco personas y un motor 1.5L Ti-VCT. ¿Te suena este propulsor? Es normal, ya que se empleaba, por ejemplo, en el EcoSport que se vendió en nuestro mercado, con 110 CV de potencia.

Además, como puede verse en el configurador de Ford China, se puede elegir con una caja de cambios manual o con la transmisión automática SelectShift, de seis velocidades y manejo manual-secuencial.

Obviamente, el nivel de calidad, acabados, prestaciones y seguridad del Focus que se comercializa en nuestro mercado es superior. Sin embargo, con este precio, podría ser una alternativa interesante, por ejemplo, a los modelos Dacia.

Dicho esto, te dejamos con una galería de fotos del que seguramente sea el Escort más recordado de la historia: el RS Cosworth de los años 90.

Galería: Ford Escort RS Cosworth