Ahora sí, la marca británica ya ha confirmado que desarrollará esta versión. Hasta que se presente oficialmente, te mostramos nuestra recreación.

El año pasado quisimos recrear cómo sería la posible configuración SVR de un modelo eléctrico como el Jaguar I-PACE, pero ahora, en Motor1.com sabemos que se hará realidad y hemos querido volver a imaginar cómo podría lucir con este nuevo render.

Lo que desconocemos todavía es cuándo se presentará de forma oficial, pero necesitamos poco para dejar volar nuestra imaginación...

Galería: Render Jaguar I-PACE SVR

Y como no hemos visto el prototipo que están preparando desde el departamento SVO o Special Vehicle Operations de Jaguar Land Rover, nos hemos animado a crear un I-PACE SVR con un diseño atrevido. En la imagen que hemos generado por ordenador, puedes apreciar unas tomas de aire anchas, similares a las de otros modelos SVR.

Ni que decir tiene que, obviamente, al estar hablando de un Jaguar con sistema de propulsión 100% eléctrico, no serían necesarias, ya que no hay ningún motor térmico que enfriar.

Lo que sí hace es darle un toque más deportivo al conjunto del Jaguar I-PACE, además de ser una fuente de enfriamiento 'extra' para el sistema de propulsión, que, en el caso de la versión convencional, cuenta con una batería de 90 kWh de capacidad.

Lo mismo podemos decir de la toma de aire que hemos colocado en el capó, tendente a dotar al I-PACE SVR de un diseño más atractivo, a lo que también contribuyen las llantas de aleación, con un renovado diseño.

Los detalles pintados en color negro, que encontramos en varios puntos a lo largo y ancho de la carrocería, también sirven para avisar de que lo que tenemos ante nosotros no es una versión normal.

Render Jaguar I-PACE SVR

Desconocemos si habrá cambios en cuanto a la batería que incorpore, pero lo que más esperamos con ansia es una ganancia de la potencia máxima combinada de los dos motores 'cero emisiones' que utiliza y que actualmente rinden 400 CV en total.

La autonomía del Jaguar I-PACE que tenemos en el mercado es de 480 kilómetros, pero esta cifra dependerá de si la versión SVR actualiza la batería o mantiene la normal.

El precio de acceso será superior al de un I-PACE convencional, que en España parte desde los 79.600 euros.