La fiebre SUV puede generar modelos controvertidos...

Para unos será un sacrilegio, mientras que para otros, simplemente, se ha puesto a la moda. El caso es que, al ver este Toyota GT86 convertido en un crossover, no nos hemos podido resistir a mostrártelo. El coche, fotografiado en una gasolinera y compartido en Reddit, se encuentra en Ontario, Canadá.

No hay duda de que impacta nada más verlo. El kit exterior, con pasos de rueda ensanchados y sin pintar, además de paragolpes y taloneras específicos, transforma al coche en el rey de las pistas sin asfaltar en buen estado. 

Galería: Toyota GT86 2018

No nos olvidamos del enorme alerón trasero fijo, ni de los neumáticos para campo, sobre los que van montadas unas llantas de color negro. Si sumamos una suspensión que eleva la carrocería varios centímetros, se obtiene un coche para marcarte 'cruzadas' sin piedad por caminos. No en vano, cabe recordar que este coche envía toda la fuerza mecánica al tren trasero.

Desconocemos si el motor bóxer, de 2,0 litros y aspiración atmosférica, ha recibido una dosis extra de potencia. De serie, entrega 200 CV y 205 Nm, cifras más que suficientes para protagonizar divertidas jornadas camperas, como si se tratase de Carlos Sainz o Fernando Alonso (¡quién lo diría!).   

Lamentablemente, no sabemos nada del dueño del vehículo, pero nos encantaría saber qué le ha llevado a transformar este GT86. Prometemos contaros todo, si surgen datos al respecto. 

En cuanto al modelo de serie, la segunda generación podría llegar en 2021 y estaría basada en la nueva plataforma TNGA de la marca japonesa. Salvo sorpresa, el deportivo, que seguirá desarrollándose junto al Subaru BRZ, disfrutará de mayor potencia para mostrar un cariz más aguerrido. También estaremos muy al tanto de posibles noticias.