Diseñado por Italdesign Giugiaro, el coupé japonés desarrollaba más de 400 CV y contaba con tres asientos.

Nombre: Toyota Alessandro Volta

Estreno: salón de Ginebra 2004

Galería: Toyota Alessandro Volta 2004

Especificaciones: motor de gasolina V6 de 3,3 litros, dos propulsores eléctricos, 408 CV de potencia combinada, tracción 4x4, chasis de fibra de carbono, 1.250 kilos de peso

Dimensiones: 4.358 milímetros de longitud, 1.925 de anchura y 1.140 de altura

Prestaciones: aceleración de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos y 250 km/h de velocidad máxima, limitada electrónicamente.

El Toyota Alessandro Volta ofrecía una imagen muy deportiva, unas elevadas prestaciones y un diseño original del interior, con tres asientos. Pero lo más importante de todo fue que este coche demostró que un vehículo híbrido no tenía que calificarse de aburrido. 

Diseñado por Italdesign Giugiaro y bautizado en honor al inventor de la pila eléctrica, este coupé de altas prestaciones y puertas con apertura de tipo alas de gaviota todavía llama la atención, 15 años después de su presentación oficial.   

Toyota Alessandro Volta 2004

Desde el punto de vista estético, debemos resaltar las cuatro salidas de escape, situadas a ambos laterales del vehículo. Por su parte, el sistema de propulsión procedía del Lexus RX400h, si bien la potencia se incrementó de 268 a 408 CV.

Otra diferencia importante entre el prototipo y el SUV fue la colocación del motor de combustión, ya que el bloque de seis cilindros se ubicó en la parte trasera del Toyota Alessandro Volta. En cuanto a las mecánicas eléctricas, estaban dispuestas en ambos trenes para poder lograr dos ejes motrices sin tener que recurrir a un túnel de transmisión. 

Toyota Alessandro Volta 2004

Como puedes ver en la foto, el volante y los pedales podían desplazarse de izquierda a derecha, con lo cual cualquier de los tres ocupantes podía ejercer las funciones de conducción.

Cabe mencionar que el coche disponía de suspensiones 'pushrod' en ambos ejes, una solución empleada en la F1. La batería empleada pesaba 70 kilos y el coche podía circular a una velocidad máxima de 30 km/h en modo 100% eléctrico. Lamentablemente, nunca llegó a la producción en serie.