Está disponible en los concesionarios españoles, desde 11.500 euros.

El Fiat Panda Trussardi 2019 nace como una serie especial que busca ofrecer unos acabados más Premium. El urbano se ha diseñado de la mano de la casa de moda italiana de la que toma el apellido, Trussardi, y bajo la supervisión del Fiat Style Center.

El acabado más lujoso se ha creado sobre la carrocería Cross del Panda, añadiendo los toques más 'chic' del momento.

La carrocería se beneficia de una pintura de color Café, que se puede escoger en terminación metalizada y, por primera vez en la historia del modelo, en mate. El resto de tonos disponibles son los denominados Blanco Gelato, Negro Cinema y Gris Colosseo.

Galería: Fiat Panda Trussardi 2019

En el exterior, destaca el símbolo en forma de galgo de Trussardi, visible en la tercera ventanilla lateral, en las molduras protectoras de las puertas traseras y en la zona central de las llantas de aleación de 15 pulgadas.

Este Fiat Panda de aires Premium mantiene las barras de techo y el resto de protecciones de material plástico de la carrocería, fiel a la variante Cross que toma como base, enfocada a ofrecer un estilo campero.

En el habitáculo de esta nueva edición, destacan unas alfombrillas y unos cinturones de seguridad con detalles exclusivos de la firma italiana de moda, así como las inserciones en el panel interior de las puertas y un tejido de color marrón Melange, que viste parte de la tapicería de los asientos.

El salpicadero, por su parte, también gana una terminación en tono Café, en combinación con el nuevo color de carrocería, que estrena el Fiat Panda Trussardi.

De fábrica, esta configuración dispone del sistema de infoentretenimiento 'Uconnect' y, como opción, se puede incorporar el sistema de frenada de emergencia automática 'Autonomous City Brake', capaz de detener el vehículo cuando se circula por debajo de 30 km/h.

Este coche ya está disponible en España, desde 11.500 euros, asociado en exclusiva al motor  gasolina tetracilíndrico, que cubica 1,2 litros y rinde 69 CV. Esta mecánica se acopla a una caja de cambios manual de cinco velocidades y a la tracción delantera.