El octacampeón de España de rallies vuelve a competir, coincidiendo con el centenario de la marca francesa.

Citroën está de aniversario y lo quiere celebrar en todos los frentes. En el ámbito de la competición de nuestro país, nada mejor que anunciar el regreso a las carreras del octacampeón de España de rallies de asfalto, el piloto cántabro Chus Puras, que disputará varias pruebas del certamen de este año, a los mandos del Citroën C3 R5.

Galería: Chus Puras y Citroën C3 R5, vuelta a la competición

Han tenido que transcurrir doce años para que Chus Puras (56 años), uno de los pilotos más laureados de la historia del automovilismo español, vuelva a competir, conmemorando el centenario de Citroën.

A los mandos de un Citroën C3 R5 de última generación, dentro de la estructura del equipo Sports&You, participará junto a su copiloto, Carlos Dorado, en dos de los rallies donde mayor número de victorias ostenta, el Princesa de Asturias (13-14 de septiembre) y el Santander-Cantabria (11-12 de octubre).

El cántabro y su copiloto, Carlos Dorado, formarán equipo con Pepe López y Borja Rozada, los abanderados del Citroën Rally Team, que lideran actualmente el S-CER (Supercampeonato de España de Rallies) y el CERA (Campeonato de España de Rallies de Asfalto).

Otras piezas fundamentales de este esperado regreso son Auto Gomas, concesionario oficial Citroën en la capital cántabra, arraigado históricamente al mundo de la competición, y Blendio Moviedo, concesionario oficial Citroën en Asturias.

Debemos recordar que el dilatado palmarés de Chus Puras incluye seis de los ocho títulos que conquistó en el CERA (Campeonato de España de Rallies de Asfalto), donde continúa siendo el piloto más laureado, y, por supuesto, la victoria en el Tour de Corse de 2001.

Chus Puras y Citroën C3 R5 regresan a la competición

"El objetivo principal es celebrar junto a mi marca de toda la vida, con la que mayores triunfos conseguí durante mi carrera deportiva, los 100 años de historia de Citroën, y, también, las más de 100 victorias logradas en el WRC, habiendo conseguido yo la primera de ellas, cuando gané el Tour de Corse de 2001", afirma el piloto.

Y continúa: "Estoy encantado de poder llevar a cabo este pequeño proyecto de dos rallies, con el apoyo del concesionario Auto Gomas de Cantabria y Blendio Moviedo de Asturias, que me va a permitir reencontrarme también con la afición española. Tenía ganas de descubrir las diferencias entre los coches que piloté hace ya dos décadas y el Citroën C3 R5 de última generación".

"A nivel de chasis y suspensiones, hay una evolución enorme. Este modelo en concreto es muy neutro y fácil de conducir. Eso demuestra el gran trabajo que ha hecho Citroën Racing. Estoy contento y con ganas ya de volver a competir”, analiza el piloto español.