Este trabajo no va a dejar indiferente a nadie...

Hay preparaciones muy locas y luego otras que van un paso más allá. Es el caso de la que tienes delante, con un Chrevrolet K30 Crew Cab como base; un modelo con carrocería pick-up que se empezó a usar como taxi en su país de origen, durante la década de los 70.

Sus creadores lo han denominado Ponderosa y el trabajo de taller ha dado como resultado un coche con una altura exagerada.

Galería: RTech Ponderosa

Y es que la gente de RTech Fabrications sabe de sobra lo que es modificar un pick-up de la firma norteamericana.

Para el protagonista de estas líneas, han utilizado el chasis de un Chevrolet C30, que data de 1972 y marca en la báscula la friolera de una tonelada de peso.

Los ejes son unos Dana 60 y los neumáticos todoterreno van montados en llantas de 20 pulgadas, además de beneficiarse de un kit de elevación de la carrocería, firmado por Skyjacker.

Estos elementos ya deberían proporcionarle al automóvil ciertas capacidades off road, aunque la verdad es que, viendo el resultado, dolería verlo metido en problemas en una pista llena de obstáculos.

Bajo el capó del proyecto Ponderosa, nos encontramos con un motor turbodiésel, que cubica 5,9 litros y ofrece un rendimiento total de 550 CV y 1.763 Nm.

RTech Ponderosa

Lo más rompedor y original de este coche es su carrocería, hecha de forma artesanal, mediante la fusión de dos cabinas clásicas. Este trabajo ha requerido un minucioso cuidado de las medidas y de los refuerzos en la estructura, para dotarla de la rigidez y la seguridad necesarias.

La web de RTech Fabrications indica un precio de partida para esta preparación de 150.000 dólares, que al cambio son 135.228 euros.

Pero, ¿cuánto pagarías tú por un automóvil de estas características?

Fuente: Rtech Fabrications